Ferraresi apuesta a reforzar la zona ofensiva

El entrenador de San Martín de Burzaco valoró el esfuerzo del equipo en un "momento complicado" y ya piensa en lo que viene.

San Martín de Burzaco se encuentra en el período de receso, luego de haber cerrado la primera etapa del torneo en la Primera C con tres encuentros sin caídas (dos igualdades) y la misma cantidad de presentaciones sin goles. El andar del equipo no fue positivo ya que están últimos en la tabla, aunque el cierre invita a ilusionarse con un proceso de levantada que, intentarán, justificar en la pretemporada que iniciará en enero.

Néstor Ferraresi analizó, en diálogo con Info Región, lo que fueron los seis encuentros que tuvo a su mando: “Fue bastante difícil porque en poco tiempo vivimos cosas muy intensas y el equipo está en una situación difícil. Veníamos de 13 sin ganar y con el ánimo muy bajo, pudimos revertir eso a partir de otra forma de jugar, cambiamos muchas cosas y los jugadores lo entendieron. Estoy agradecido con el plantel porque, a pesar de los contratiempos, sacaron el espíritu para salir de esta situación”.

Recambio

El equipo sufrirá mínimas modificaciones (cuenta con tres cupos de refuerzos) de cara a la segunda mitad del certamen. La idea del cuerpo técnico es abocarse en la parte ofensiva ya que el Azul es el equipo que menos convirtió en lo que va de la temporada con sólo nueve gritos. Al respecto, el entrenador señaló: “Hay que corregir muchas cosas porque el club tiene muchas faltas en la organización. Por otra parte, desde lo futbolístico fuimos el equipo que menos goles hizo y hay que corregir eso”.

“Estamos tratando de organizarnos y viendo las posibilidades que nos da el club para ver si logramos hacer una pretemporada en otro lado, sino tendremos que arreglar y hacer turnos largos. Necesitamos traer jugadores de mitad de cancha para arriba, también un volante de creación porque el equipo no lo tiene”, señaló.

Lo que dejó

La segunda etapa de Cristian Ferlauto al mano del equipo no fue buena. Los resultados lo alejaron del banco de suplentes y Ferraresi se hizo cargo del grupo. Con un panorama nada alentador, logró dos triunfos, misma cantidad de empates y derrotas.

“Me dejan satisfechos los resultados porque fueron buenos. En 13 presentaciones lograron dos vallas invictas y desde los seis partidos que dirigimos nosotros, alcanzamos el cero en nuestro arco en cuatro. Se nota que mejoramos, no solo en la defensa, sino todo el equipo en relación a defender y tener la pelota”, analizó, al tiempo que planteó como objetivo para el año próximo salir de la tabla baja. “Nuestro objetivo es tratar de sumar para salir de la tabla baja del promedio porque estamos muy justos. Berazategui y Sportivo Barracas son nuestro rivales, porque Lamadrid no pelea mano a mano por la manera distinta de dividir. Ojalá logremos la meta y se puede pensar más arriba”, apuntó.

Previo El ascenso, la obsesión de San Albano
Siguiente Macri: “El Mercosur ha quedado demasiado aislado de otros bloques”