Encontraron culpables a los hermanos De Luca

La semana próxima se dará a conocer la sentencia.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora, a cargo de los jueces Roberto Lugones, Roberto Conti y Beatriz López Moyano, dio a conocer este martes, de manera unánime, el veredicto condenatorio contra los hermanos Esteban Gabriel y David Emmanuel De Luca por el crimen de Matías Terrón. La semana próxima dan a conocer el veredicto.

El miércoles de la semana que viene, a partir de las 12, se anunciará si la condena es por “homicidio criminis causa” u “homicidio en ocasión de robo”.

Por otro lado, el Tribunal resolvió absolver a ambos imputados por el delito de “lesiones” contra dos personas que denunciaron haber sido víctimas durante su intento de fuga el día 5 de julio de 2016, cuando fueron detenidos tras una entradera en Lomas de Zamora.

Por el pedido que hizo la defensa tras finalizar la jornada de alegatos del jueves pasado, la audiencia de hoy se desarrolló sin la presencia de los hermanos De Luca. En esa oportunidad, los defensores pidieron la nulidad de lo planteado por la fiscalía y la querella. En subsidio apelaron a la recalificación del delito de “homicidio criminis causa” a “homicidio en ocasión de robo”.

Sin embargo, la querella tiene buenas expectativas. “Tenemos un escenario bastante favorable debido a que la escala penal arranca siendo muy alta, por lo cual, sabiendo que es condenatorio, basta saber el monto de la pena, que será de por lo menos 25 años para arriba”, afirmó la abogada de la familia Terrón, Marina Pirro, en declaraciones posteriores a oír el veredicto.

El caso

Matías Terrón se había enterado que iba a ser padre, pocos días antes de encontrarse con la muerte. El 22 de junio de 2016, el joven que trabajaba como analista de sistemas y le faltaba un año para recibirse en la carrera de administración de empresas, fue asesinado en la localidad de Avellaneda de dos balazos en la espalda cuando intentaba escapar de un grupo de delincuentes que lo había interceptado para robarle.

Si bien lo amenazaron para que los lleve a su casa, donde se encontraba su pareja embarazada, Matías decidió guiarlos a la dirección que figuraba en su DNI, que en ese momento se encontraba vacía debido a que sus padres no estaban. Al llegar a la propiedad, intentó escapar y fue en ese momento que los delincuentes lo ejecutaron y huyeron.

Previo Cayó el consumo de servicios públicos en mayo
Siguiente Banfield se mentaliza en el Lobo