Masiva marcha para pedir justicia por Fernando Báez Sosa

Se llevó a cabo frente al Congreso y fue encabezada por los padres del joven asesinado en Villa Gesell.

Una marcha multitudinaria se realizó este martes frente al Congreso en reclamo de justicia por el crimen a golpes del joven Fernando Báez Sosa, ocurrido hace un mes en Villa Gesell.

La novia y los amigos de Báez Sosa fueron los primeros en entrar al escenario y se sentaron en el piso con un cartel con la cara del joven asesinado colgando en su pecho, mientras sostenían otro que dice “Justicia por Fernando. Asesinado en Gesell. Vamos sin violencia”.

A las 18.33, varios miles de asistentes, comenzaron a cantar el Himno Nacional frente al escenario, donde colgaba una bandera gigante con la leyenda: “Dios te tiene en el cielo, nosotros en nuestros corazones”. Además, la organización repartió panfletos con la cara de Fernando que la gente levantaba al grito de “Justicia, justicia”.

“En nombre de Silvino y Graciela, los padres de Fernando, decimos que iremos hasta las últimas consecuencias para que haya Justicia para Fernando y todas las víctimas de la violencia”, dijo el locutor abriendo el acto, mientras los asistentes, varios miles, arengaban y algunos levantaban carteles con la cara de sus familiares, victimas también de la violencia.

Los padres de Fernando, Graciela y Silvino, ingresaron al escenario entre aplausos y lloraron abrazados.

“Se siente, se siente, Fernando está presente”, gritaron los padres de Fernando en el micrófono seguidos por la multitud.

Seguidamente, se proyectó un video de Fernando con fotos de cuando era niño, con la canción “No te olvides del ayer” de Bersuit Vergarabat, junto a sus padres, los amigos del Colegio Marianista y su novia Julieta Rossi.

La madre de Fernando, abrazada por su marido, exclamó: “Quiero justicia por mi hijo, lo que le hicieron es terrible, terrible, lo mataron a traición”. “Quiero agradecer a todos por venir, mi vida no es fácil. Pero con ustedes se va a hacer justicia por mi hijo”, agregó, mientras los asistentes exclamaban “perpetua, perpetua”.

“Lo que le hicieron es terrible, no lo dejaron defenderse, lo mataron a traición. Fernando amaba la vida y esto nos arruinó la vida a mí, a mi esposo y a todos los que lo queríamos”, expresó, muy emocionada.

“Se nos vino todo abajo, mi casa está vacía cuando me levanto. Tengo su cama tendida y sé que no volverá”, expresó Sosa, muy conmovida.

“Fernando amaba a su novia, eran felices y tenían proyectos. Él está entre nosotros y nos da fuerza y Luz. Queremos que paguen lo que le hicieron”, dijo en el escenario la madre de Fernando.

Tras las palabras de Graciela, su marido Silvino rezó en el micrófono el Padre Nuestro.

Luego, el locutor agradeció en nombre de la familia a la comunidad paraguaya en Argentina, a los gobiernos Nacional y de la Ciudad y al papa Francisco por el apoyo.

Previo Provincia dispuso un aumento de $3.000 para los estatales
Siguiente Buscan reactivar obras hídricas “paralizadas” por el macrismo en Echeverría