Contra toda lógica, los bingos siguen abiertos y con largas filas para ingresar

La concurrencia está limitada a 200 personas por lo que la gente espera en la vereda. Malestar de vecinos porque se observa a muchos adultos mayores, el principal grupo de riesgo.

Bingo de Lanús el sábado por la noche, la fila para el ingreso era de una cuadra. (Foto Twitter)

Ni el coronavirus ni el mal tiempo impide la afluencia de gente a los bingos. El Instituto Provincial de Loterías y Casinos limitó la capacidad a un máximo de doscientas personas por establecimiento por lo que este fin de semana se pudieron observar largas filas de personas que esperaban para ingresar a los establecimientos, incluso pese a la lluvia como la que se produjo en la noche del sábado. 

“Ayer una cuadra de cola para ingresar al bingo de Lanús. En lugar de aprender de los errores de otros, inventamos nuevas formas de esparcir el virus”. “El sábado hubo una cola kilométrica de personas para entrar al bingo de Lanús, falta de conciencia”. Fueron algunos de los comentarios que se repitieron redes sociales de usuarios indignados.

También advirtieron que en las filas se pueden observar a personas mayores de 65 años, que componen el principal grupo de riesgo frente al coronavirus. En este marco, cabe destacar que las recomendaciones desde el Ministerio de Salud de la Nación incluyen, para minimizar la posibilidad de propagación del virus, “el distanciamiento social”.

El panorama de las largas filas de personas esperando para ingresar a los establecimientos se repitió en Ezeiza, en San Miguel y en Avellaneda.

La resolución de la Lotería de la provincia de Buenos Aires suspendió la concurrencia de público a las competencias hípicas que se desarrollen en los Hipódromos Oficiales pero en cuanto a los bingos, casinos y agencias hípicas determinó la reducción de la cantidad de gente permitida en los distintos establecimientos. 

Estas medidas se suman al decreto de Emergencia Sanitaria que se extendió a los distintos municipios de la Región