El hogar es el lugar más peligroso para las mujeres

El informe de la la Procuración bonaerense sobre violencia de género durante 2020 da cuenta que el 86,2% de los femicidios ocurrió en la vivienda.

En el marco del Día de la Mujer, que convoca a la comunidad entera a tomar conciencia de la problemática que no cede un paso, la Procuración de la provincia de Buenos Aires dio a conocer un informe en el que se destaca que la vivienda sigue siendo el lugar más peligroso para la mujer.

De acuerdo a lo indicado, durante 2020 se iniciaron 109.734 procesos penales por violencia familiar y/o de género, se registraron 94 femicidios en territorio bonaerense y 14 de las víctimas habían realizado la denuncia contra su agresor. El 86,2% de estos crímenes de odio ocurrieron en la casa de la víctima o el victimario.

El Informe de Femicidios y Procesos Penales de Violencia Familiar y de Género elaborado por la Procuración se basa en todas las causas iniciadas por delitos ocurridos en contexto de violencia familiar y/o de género, consignados en el Registro Penal de Violencia Familiar y de Género del Ministerio Público y en todas las investigaciones iniciadas por hechos considerados femicidios.

Los datos oficiales muestran que durante el año 2020 se iniciaron un total de 109.734 procesos penales por violencia familiar y/o de género (incluye los procesos penales iniciados en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil y en el Fuero Criminal y Correccional), lo que representa el 13,6% del total de procesos penales abiertos durante en ese período, que fueron en total 804.162.

Del relevamiento surge que del total de víctimas registradas (108.347), el 78% fueron de sexo femenino; mientras que en el 89,4% de las causas donde se consignan víctimas mujeres, los imputados o sindicados acusados fueron hombres.

Con relación a los delitos denunciados en el marco de estos procesos penales, el 32,8% fueron por “amenazas”; el 27,1%, por “lesiones”; el 10,5%, por “desobediencias”, y luego siguen, en menor porcentaje, los delitos de “abuso sexual” (5,1%), “daño” (5,1%), “infracción a la Ley N° 24.270 – Impedimento de Contacto” (3,2%), entre otros.

Del análisis de los casos de femicidio, surge que durante el año 2020 se iniciaron 90 procesos penales por muertes de mujeres producto de la violencia de género, con un total de 94 víctimas fallecidas.

El informe revela también que 14 víctimas habían realizado denuncias penales contra quien luego resultó su femicida.

El 86,2% de los femicidios ocurrió en una vivienda (de la víctima, del victimario o compartida por ambos, o de otra persona) y el 29,8% fue cometido con un arma blanca; el 27,7% a través de la fuerza física y el 20,2% con un arma de fuego.

Del total de casos en los que se pudo constatar el vínculo entre la víctima y el victimario (91 casos), el 94,5% de las víctimas conocía al femicida y el 73% tenía un vínculo de pareja, ex pareja o noviazgo con él.

Se destaca a su vez, que el 22,3% del total de víctimas tenía entre 18 y 30 años y el 40% entre 31 y 40.

En tanto, dos de las víctimas estaban embarazadas, añade el informe de la Procuración, que arroja una tasa anual de víctimas de femicidios para la provincia de 1,05% cada 100.000 mujeres en 2020.