Grindetti reiteró el pedido para que los municipios administren planes sociales

"Se elimina la intermediación y el plan llega al vecino que lo necesita", señaló, al tiempo que aclaró que deberá realizar una tarea para la comunidad.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, reiteró el reclamo para que la administración de los planes sociales pase a manos de los municipios. Este reclamo, que es algo que ya había pedido en abril pasado, se renueva tras la disputa dentro del Gobierno en torno a los movimientos sociales.

En una carta abierta publicada en sus redes sociales, el jefe comunal de Lanús hizo referencia a la necesidad de avanzar en la descentralización de la asistencia social en los gobiernos municipales. “Cortar las calles no es mas una opción”, expresó. “La administración de la asistencia social debe descentralizarse en los municipios, de esta manera se elimina la intermediación y el plan social llega de manera directa al vecino que lo necesita, como contrapartida debe realizarse una tarea para la comunidad. Cortar las calles no es más una opción”, sostiene Grindetti.

Para ello, “el Estado nacional a través de la cartera de Desarrollo Social debe girar las partidas a los municipios con la nomina de beneficiarios y son las gobernaciones locales quienes deben asignarle una tarea, controlar el presentismo y el cumplimiento efectivo de las actividades con un esquema de incentivos que permitan poco a poco mejorar la situación laboral de cada trabajador como así también favorecer el estudio y la formación, fundamentalmente en oficios que les permitan suplir un déficit evidente del mercado laboral actual”.

“Los intendentes -sin distinción política- gobernamos ciudades con densidades poblacionales del tamaño de provincias y desde la vuelta de la democracia a esta parte hemos dejado de atender solamente el ABL (Alumbrado, barrido y limpieza) para participar de todos los aspectos de la vida de un ciudadano como la salud, educación, seguridad, medio ambiente, deportes o la cultura, estamos preparados y comprometidos con la realidad de nuestras comunidades y aceptamos los desafíos que nos presenta la realidad”, afirmó.

Este pedido reaparece en el marco de la disputa en torno a la administración de los planes sociales que surgió entre Cristina Fernández y el presidente Alberto Fernández. En un plenario de la CTA en Avellaneda, la Vicepresidenta llamó al Estado a recuperar la administración y auditoría de los planes sociales, cuya gestión “no debe ser tercerizada”. El jefe de Estado replicó que los movimientos sociales “han trabajado denodadamente para que la Argentina no explote“, pero se comprometió a “reordenar el Estado“.