Bullrich sobre  la nueva reglamentación: “Salimos de la indefensión”

La ministra de Seguridad destacó la modificación en el protocolo de acción de las fuerzas federales. Crecen las críticas.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió las modificaciones oficializadas el lunes sobre el accionar de las fuerzas federales de seguridad. Se avalan disparos antes de un ataque y aclara que la voz de alto no es necesaria en todos los casos.

En una conferencia de prensa brindada este mediodía junto al canciller Jorge Faurié, la funcionaria remarcó que el país “se está encaminando en una estrategia en la que se va en una dirección de hacer convivir los derechos de ambos”.

Aclaró que “el Poder Ejecutivo tiene toda  la autoridad para dictar reglamentos”, y cuestionó: “El gobierno anterior dictó reglamentos que dejaban indefensos a los ciudadanos y a miembros de las fuerzas de seguridad, nosotros dictamos reglamentos que apoyan la seguridad de ciudadanos y fuerzas de seguridad”.

Al ser consultada sobre la eventual inconstitucionalidad, Bullrich señaló: “Nuestra mirada es que estos reglamentos están planteados en el marco de la legalidad, de las reglas internacionales que el país a firmado y los acuerdos. Cualquier jurista le va a dar total y absoluta legalidad a este reglamento que además está dentro de las mejores  prácticas del mundo: salimos de la indefensión y entramos en una situación mucho mejor”.

Cuando los periodistas apostados en la Casa Rosada se aprestaban a realizar más consultas, la funcionaria se excusó en la reunión de Gabinete y se retiró.

El Gobierno advirtió, en la resolución publicada el lunes en el Boletín Oficial, que “la actividad policial requiere actualizar los criterios de acción vigentes en las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales, atento a la particularidad y gravedad de los delitos en los que tienen que actuar en defensa de los intereses de los ciudadanos, en consonancia con las normas supra legales que prohíben la tortura, los tratos crueles o denigrantes o ultrajes a la dignidad personal” y “resulta necesario implementar acciones que tiendan a sostener la protección de la vida y la integridad física de la ciudadanía en su conjunto y de los miembros de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales, cuando se encuentren en una situación de peligro inminente, como así también velar por la protección de los derechos fundamentales de todas las personas”.

“Con el fin de dotar a las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales de la normativa actualizada para ejercer debidamente sus funciones, resulta menester el dictado de una resolución que legisle de manera uniforme el empleo de las armas”, advierte. En el anexo, aclara que se hará uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos, en los siguientes casos: En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves; Para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas; Para proceder a la detención de quien represente ese peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad; Para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente, y hasta lograr su detención.

Si bien la resolución aclara que “deberán identificarse como tales intimando de viva voz a cesar la actividad ilícita”, “se exceptúa de este requisito en aquellas situaciones donde dicha acción pueda suponer un riesgo de muerte o de lesiones graves a otras personas, cuando se pusiera indebidamente en peligro sus propias vidas o su integridad física, o cuando resultare ello evidentemente inadecuado o inútil, dadas las circunstancias del caso“.

Críticas

La Coordinadora contra la Represión Policial (Correpi) advirtió que con los cambios en la reglamentación de uso de armas de fuego para los efectivos policiales “se está haciendo legal la ‘Doctrina (Luis) Chocobar’”, en alusión al agente que disparó por la espalda y mató a un delincuente en diciembre de 2017. “Esta medida nueva la habían anunciado con la excusa de que era para el G20 pero lo cierto es que la única intención era seguir avanzando con las medidas represivas en el país. Están haciendo legal la Doctrina Chocobar, después de todo un año festejando los asesinatos de la policía ahora los están legalizando”, enfatizaron a Info Región.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, cuestionó a Bullrich, al señalar que el nuevo reglamento de uso de armas de fuego que implementó busca “legalizar la muerte”. “Se va a transformar en una lucha calle a calle, puerta a puerta”, consideró. Planteó, en ese marco, que “son resabios de una acción dictatorial, si bien este es un gobierno constitucional”.

El jefe de la bancada de Diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, consideró que la reglamentación del uso de armas de fuego para las fuerzas de seguridad “legitima los niveles de violencia institucional”. “Si le dice a una fuerza de seguridad que reprima, va a reprimir. Si le dice tire, va a tirar, sin una voz de alto y flexibilizando la caracterización de peligro inminente. Esto va a generar una desprotección absoluta para el ciudadano común”, añadió.

Previo Apartaron por 90 días al juez Carzoglio
Siguiente Armas: justifican los cambios en el protocolo policial