“Chocobar no está solo”, aseguró Bullrich

La ministra  de Seguridad visitó al policía de Avellaneda procesado por “homicidio agravado”. El Gobierno ya había hablado de un cambio de doctrina.

El encuentro fue el lunes.

El policía Luis Chocobar está más cerca del juicio y en este marco, el Gobierno volvió a sentar posición respecto a su caso. “No está solo”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien visitó en su casa al efectivo acusado de “homicidio agravado” por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.

“Visitamos a Luis Chocobar, con Gladys González y Gerardo Milman. Su caso abrió el camino para que se cambien los prejuicios, y dejen de poner al policía como culpable cuando defiende a la gente. Vinimos a ratificar nuestro compromiso, a decirle que no está solo”, expresó la funcionaria a través de las redes sociales.

Vale aclarar que la Sala VI de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y correccional modificó la carátula del expediente y agravó la calificación del delito, por lo que ahora está imputado por “homicidio agravado” por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.


Bullrich ya había hablado de un “cambio de doctrina”. “Cada vez que la policía tenía un enfrentamiento, aparecía como victimaria. Esta doctrina lo que hace es frenar a la Policía, sacarla del lugar (…) Vamos a invertir la carga de la prueba. Hasta ahora, el policía que estaba en un enfrentamiento iba preso. Nosotros estamos cambiando la doctrina y hay jueces que no lo entienden”, había señalado hace algunos meses. “El juez que haga lo que quiera. Nosotros, como política pública, vamos a defender a una policía en acción que no se deje matar”, apuntó.

El presidente Mauricio Macri también justificó el accionar de Chocobar, al advertir que no entendía su procesamiento. “Hablo como ciudadano, y la verdad que no entiendo como los jueces pudieron procesar a un policía que cumplía con su deber de proteger a una persona que fue atacada”, sostuvo por aquel entonces.

Organismos de Derechos Humanos salieron rápidamente al cruce del accionar del Gobierno y las declaraciones. De hecho, desde la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) hablaron de un “retroceso” en la materia. El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel ratificó en ese momento la necesidad de que la funcionaria de un paso al costado. “Ya hemos pedido su renuncia varias veces, lo que pasa es que tiene el respaldo de un Gobierno que tiene la misma postura ideológica”, señaló en diálogo con Info Región. También familiares de víctimas de gatillo fácil expresaron su repudio.

El hecho

Ocurrió el pasado 8 de diciembre por la mañana, cuando el turista norteamericano Frank Joseph Wolek, de 60 años, caminaba por la zona turística de La Boca y, poco antes de llegar a la calle Caminito, en Olavarría y Garibaldi, fue interceptado por dos delincuentes con fines de robo.

De acuerdo a la pesquisa de la Policía de la Ciudad, durante el asalto, uno de los dos ladrones apuñaló una decena de veces en el pecho al turista, quien cayó al suelo gravemente herido.

Tras el ataque, ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escapar, otro de ellos fue interceptado a tres cuadras, en Irala y Suárez, por dos transeúntes que habían visto el ataque y lo retuvieron en el piso. Poco después, llegó al lugar Chocobar, vestido de civil, quien se identificó como policía y, según declaró después, disparó al delincuente en la zona abdominal porque éste hizo un gesto como que si estuviera por sacar un arma mientras trataba de huir.

El ladrón, identificado como Pablo Kukok, de 18 años, fue trasladado al Hospital Argerich, donde fue operado por las lesiones sufridas en el hígado, intestino delgado y colon, y murió cinco días después.

En tanto, el turista estadounidense recibió el alta 20 días después del robo, tras permanecer internado en terapia intensiva en el mismo centro de salud luego de ser operado de urgencia por haber sufrido lesiones en la aurícula izquierda y en el ventrículo derecho, un puntazo en cada pulmón y otras seis heridas.

Previo Crisis en el Teatro de las Memorias
Siguiente Lamas: "Tenemos una idea y eso es lo que prevalece"