Lugones: “La Iglesia busca promover la formación sexual integral”

El Obispo de la Diócesis de Lomas de Zamora lo aseguró en un encuentro sobre ESI dirigido a directivos de instituciones educativas y catequistas.

En vísperas del nuevo debate por el aborto legal, seguro y gratuito, la Iglesia advierte que “no se opone” sino que “busca promover la formación sexual integral”, uno de los puntos contemplados en el proyecto de ley.

El Obispo de la Diócesis de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, presidió anoche la apertura del curso-taller sobre “Educación Integral de la Sexualidad” dirigido a directivos de los colegios e institutos, docentes y catequistas de todos los niveles.

“La Iglesia no se opone a esta formación sexual integral y busca promoverla”, aseguró. “A partir de la Ley de Educación Sexual Integral, promulgada en el 2006, este tema ofrece un desafío para todos los educadores, por cómo debe ser abordado en las escuelas y por la información y capacitación con la que debemos contar para que realmente no nos quedemos en lo meramente biológico, científico o ideológico, sino que de verdad, desde la riqueza humana enseñemos a nuestros niños y jóvenes a valorarla y valorarse”, amplió.

Advirtió, en ese marco, que “todo proceso requiere esfuerzo, formación y tiempo” y remarcó que se habla de “educación para el amor”, que “debe comprender -como dice Francisco- los pasos de acompañamiento, discernimiento e integración”.

“Hay consenso de que dicha educación no debe limitarse a saber qué hay que hacer para que una joven no quede embarazada, o a conocer el cuerpo de varones y mujeres como quien meramente conoce el funcionamiento de un dispositivo, sino que esa educación debe ser integral, vale decir, de toda la persona: su espiritualidad, sus valores, sus emociones, sus pensamientos, su contexto social, económico, familiar y obviamente su cuerpo y su salud. Debe ser una educación para el amor, que incluya la sexualidad pero que no se circunscriba solo a ella. Una educación así es, además, un camino excelente para prevenir el aborto, la iniciación sexual precoz, las enfermedades de transmisión sexual, la violencia y el abuso sexual”, explicó.

“La educación sexual, como toda verdadera educación, debe formar los corazones y las conciencias de nuestros jóvenes en orden a un crecimiento humano y cristiano pleno y armónico por eso reclamamos el derecho a educar a nuestros niños, niñas y jóvenes de acuerdo al propio ideario y convicciones éticas y religiosas, confiando en que un diálogo verdadero y democrático nos llevará a incrementar el encuentro y la amistad social”, expresó Lugones en otro tramo de la charla.

Desde Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) realizaron un informe para conocer de qué manera se implementa la ley de Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, el cual señaló que uno de cada tres alumnos aseguró no haber recibido información sobre el tema. Desde 2006 la educación sexual integral es un derecho, aunque el año pasado se impulsaron cambios en la ley.

Previo Las Leonas quieren, ante Gran Bretaña, extender la racha
Siguiente Moyano no descarta el llamado a un paro en abril