Papá Noel regaló juguetes a más de 500 niños y niñas de Echeverría

Como ocurre hace ya siete años, la fundación Sonrisas realizó este domingo la habitual entrega de juguetes con la presencia del personaje navideño.

Más de 500 niños y niñas esperaron ansiosos la llegada de Papa Noél a la fundación SonRisas de Esteban Echeverría, donde la organización realizó la habitual entrega de juguetes navideños a los chicos apadrinados.

“Fue una jornada muy emocionante porque es el cierre de un año más en el que todos trabajamos por los derechos de los niños con mucha dedicación, compromiso, entrega y pasión”, apuntó el director de la institución, Martín Ferreira, en diálogo con Info Región.

Niños y niñas de todas las edades recibieron este domingo el juguete que tanto esperaron, los cuales fueron donados por personas que decidieron apadrinarlos. “Cada chico escribe una carta con el regalo que quiere y lo subimos a las redes donde la gente se ofrece a apadrinar y contactamos a los padrinos para acordar un punto de encuentro”, explicó Ferreira. 

Todos los niños que reciben un regalo tienen un seguimiento de todo el año en la fundación. Actualmente, son 1200 jóves de todas las edades los que asisten a SonRisas, pero la entrega se hace hasta los 12 años de edad, que son alrededor de 550 regalos. 

En este contexto, el titular de la institución expresó que la importancia del regalo recae en que “los chicos reciben lo que quieren, no lo que se consigue” y eso “ayuda a trabajar el autoestima y el sentido de pertenencia“. “Que ellos vean que también pueden acceder y tener lo que otros tienen, es muy importante que tengan eso”, valoró el director de SonRisas, una fundación de ya 15 años de vida.  

La jornada comenzó alrededor del mediodía con la llegada del hombre de la barba blanca y decenas de ayudantes con bolsas repletas de regalos, que arribaron en la sede central de la fundación, ubicada en Luis de Sarro 1226, Monte Grande. Las ilusiones se sentían en el aire y se reflejaban en cada sonrisa del centenar de niños que recibió el juguete que tanto anheló.

Fue una jornada muy emocionante porque es el cierre de un año más en el que todos trabajamos por los derechos de los niños con mucha dedicación, compromiso, entrega y pasión”, concluyó Ferreira, en contacto con este medio.

Previo El Gobierno anunció un aumento salarial para el sector privado
Siguiente Alberto Fernández recibe a dirigentes de la Mesa de Enlace