Festejo fatal: “En dos minutos nos arruinaron la vida”

David Benítez fue alcanzado por una bala perdida mientras celebraba con su familia. “Estamos destruidos”, lamentó la viuda.

David Benítez tenía 30 años, era albañil y padre de un chiquito de 8 años. Esta madrugada, mientras celebraba Navidad junto a su familia, una bala perdida le causó la muerte. “Nosotros estamos destruidos, en dos minutos me lo mataron y nos arruinaron la vida”, sollozó Karina, esposa de la víctima. 

El hecho ocurrió esta madrugada, en una vivienda situada en Terrada al 2.300 de Villa Centenario, donde la víctima se había reunido con su pareja y familiares para la cena de Nochebuena. Según el relato de la familia de Benítez, alrededor de las 12.15 él salió al patio, se paró en la puerta con su hijo a mirar a los cohetes y recibió el balazo. 

“Estaban afuera y de golpe lo escuché que empezó a respirar muy fuerte y lo ví que se agarraba del cuello, ahí entró a donde estaba yo y me dijo ´me dieron un tiro´ y tenía un orificio en la garganta”, relató Karina quien era pareja de la víctima desde hace 11 años. 

El hombre fue trasladado de urgencia hasta la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Villa Fiorito, donde murió poco tiempo después. De acuerdo a la familia de Benítez, los peritos policiales informaron que “la bala fue arrojada a no más de 150 metros pero aún no hay sospechosos”. 

“Estábamos festejando lo mejor del mundo, él estaba re contento, re feliz de estar en familia y de repente cayó esa bala y en dos minutos me lo mataron y nos arruinaron la vida”, lamentó la viuda, en diálogo con Info Región.

La causa quedó a cargo de la fiscal Silvina Estévez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien inició actuaciones por “averiguación de causales de muerte”.

Previo Poco movimiento para los bomberos durante el festejo navideño
Siguiente Brown de Adrogué confirma dos bajas