Tras “años de deterioro”, gremios bonaerenses apuestan al diálogo

Tanto la AJB como Cicop advierten que el gobierno saliente "no escuchó" los reclamos y apuestan a un cambio sustancial. ATE destaca acuerdos.

Los gremios bonaerenses buscan dejar atrás los “años de deterioro” con la llegada de Axel Kicillof a la Provincia. Luego de que el gobernador se reuniera con los representantes del Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB), los otros sectores esperan “la propuesta para buscar una solución para los trabajadores”.

En diálogo con Info Región, desde la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), aseguraron que buscarán mejorar no solo las cuestiones salariales sino la infraestructura y las condiciones de trabajo.

“Fue con un año muy difícil con el Gobierno que se retiró, que no escucho nunca los reclamos de los trabajadores estatales en todas las líneas del Estado. Uno de los reclamos más importantes fue el abandono en cuanto a infraestructura, a la forma de trabajo y a condiciones laborales”, afirmó el secretario general adjunto de la entidad, Jorge Sotelo.

El dirigente lamentó que la ex mandataria provincial María Eugenia Vidal “nunca tomó en cuenta los reclamos” por lo que “se vieron profundizados a medida que la crisis más avanzaba”. “La propuesta para buscar una solución con los trabajadores se cerró más e hizo difícil el diálogo. Por eso, la medida de fuerza fue la única opción que tuvimos”, explicó. 

“Ahora estamos esperando la convocatoria del gobierno para las paritarias y para poner en carpeta la infraestructura. Obviamente, la recuperación salarial, sobre todo estos últimos años, fue muy fuerte. Algunos sectores fueron recibidos y otros no, por eso esperamos que nos convoquen”, recalcó. 

Por su parte, el vicepresidente de CICOP, Fernando Corsiglia, sostuvo que “la salud pública fue uno de los sectores más perjudicados por el gobierno que se fue” ya que “en Nación y Provincia estuvo al fondo de la agenda de gestión”. “Esto se ve en los presupuestos. En el caso de la Provincia, fue el más bajo en la historia. En las condiciones de los hospitales y los trabajadores se ve reflejado”, detalló. 

“Tuvimos aumentos por debajo de la inflación y, cuando se confirme, creemos que terminaremos 20 puntos por debajo. El 2019 profundizó el deterioro de la salud pública que se daba años anteriores. Hay que subir el presupuesto sustancialmente para que las políticas beneficien a la salud pública, los salarios y las condiciones laborales. Venimos de muchos años de deterioro. Hay que revertir este proceso”, agregó.

Desde ATE bonaerense, en tanto, ya comenzaron el diálogo con las nuevas autoridades y resolvieron, en principio, una de las preocupaciones del gremios: lograron el compromiso de las nuevas autoridades para garantizar la estabilidad laboral de miles de trabajadores cuyos contratos vencían el 31 de diciembre.

Además, Oscar de Isasi señaló que ratificaron la “decisión política” de “reiniciar los procesos de planta permanente” que fueron frenados durante la administración de María Eugenia Vidal. 

El dirigente también sentó posición sobre el aumento que oficializó el Gobierno este sábado. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, precisó que se dará a conocer en los próximos días. “El aumento salarial para trabajadores privados y del Estado nacional debe otorgarse a los del Estado bonaerense y de los municipios, daba la angustiosa situación que atraviesan. Y que este aumento de emergencia no vaya en desmedro de un urgente llamado a paritarias”, consideró.

Previo Los Reyes Magos llenaron de alegría las calles de Lomas
Siguiente Los Gladiadores se preparan para el Campeonato Centro-Sur de Brasil