Tarjeta AlimentAR en Lomas: El oficialismo instó a profundizar los controles

La concejal María Elena Velázquez destacó los controles del Municipio “para que nadie cobre un recargo”.

El 27 de enero comenzó en Lomas de Zamora la distribución de la Tarjeta AlimentAR, impulsada por el Gobierno para paliar la situación crítica de los sectores más postergados. Desde el oficialismo apuestan a profundizar los controles para evitar la viveza criolla de los comerciantes.

“El municipio se encuentra realizando controles en cada uno de los comercios para que nadie cobre un recargo”, remarcó la concejal lomense por el Frente de Todos María Elena Velázquez, quien valoró también la estrategia de comunicación con los beneficiarios de las tarjetas alimentarias para apostar a los comercios de barrio.

La edil entiende que este programa “es una forma para reactivar el circuito económico”, motivo por el que considera “fundamental” que la tarjeta se use en los barrios. “Como dirigentes tenemos la obligación de implementar todas aquellas políticas para que el pueblo llegue a tener una mejor calidad de vida”, completó, en una charla con Info Región.

Más allá de este paliativo, Velázquez bregó por “abordar políticas más profundas en el largo plazo”. “Esta medida ayuda ante la emergencia alimentaria que se está viviendo pero se necesitan abordar políticas más profundas, ya que durante el macrismo se ha profundizado la situación alimentaria”, analizó.

En Lomas de Zamora, se entregaron 26 mil tarjetas alimentarias. El operativo arrancó el 27 de enero en el parque Eva Perón, donde decenas de trabajadores atendieron a los miles de beneficiarios desde las 7 hasta las 14. Incluso, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, supervisó el operativo.

La tarjeta sirve exclusivamente para comprar alimentos en comercios con Posnet. Todos los terceros viernes de cada mes se le cargará un monto de 4000 pesos para las familias que tengan un solo hijo; y de 6000, para los que tengan dos o más. Forma parte del Plan Argentina contra el Hambre que busca garantizar la seguridad alimentaria de toda la población y familias argentinas, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social. Durante los operativos de entrega también se brindarán cursos de nutrición y de salud.

En Lomas, además, se constituyó un Consejo local contra el Hambre que preside el intendente Martín Insaurralde junto a la diputada nacional por el Frente de Todos Daniela Vilar.

Previo Denuncian que el macrismo montó un call center en Casa Rosada
Siguiente Celebran plan de pagos para pymes anunciado por la Provincia