El mensaje de la mamá de Erica Soriano: “Se hizo justicia mi negrita”

Esther celebró la ratificación de la condena a Daniel Lagostena por el asesinato de su hija, hace una década.

“Se hizo justicia mi negrita”. Éste fue el mensaje de Esther, la madre de Érica Soriano, cuando una resolución de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires ratificó la condena a Daniel Lagostena por “homicidio en concurso real con aborto, en contexto de violencia de género”.

Los mensajes celebrando el fallo de la Sala I de Casación, integrado por los jueces Ricardo Maidana y Daniel Carral, no dejaron de llegar. Y ella, que tantos años luchó para ver tras las rejas al asesino de su hija le habló directamente a Érica. “Se hizo justicia mi negrita”, escribió en Facebook, acompañando el texto con la foto de ella.

Érica Soriano tenía 23 años y estaba embarazada de dos meses y medio cuando fue vista por última vez el 20 de agosto de 2010. Daniel Lagostena había asegurado que la joven se había dirigido a visitar a su madre en la localidad de Villa Adelina. Lo cierto es que nunca llegó a destino. El cuerpo de Érica nunca apareció.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de Lomas de Zamora lo consideró responsable del delito de “homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género” y lo condenó a 22 años de prisión. En el mismo fallo, los jueces pusieron la lupa sobre allegados al condenado.

Esta condena de primera instancia fue apelada en febrero de 2019 por la defensa de Daniel Lagostena, que -entre otros cuestionamientos- planteó en su recurso que el tribunal incurrió en “una errónea y absurda valoración de la prueba, afectando el principio de congruencia”. El Tribunal de Casación Penal bonaerense confirmó ayer la condena.

Esther se abraza a su hija, tras la condena. TOC 9 de Lomas de Zamora.