AySA aumentará su tarifa 44%

En una audiencia pública, la empresa pidió una suba del 17% desde enero y otra del 27% a partir de mayo.

La empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) pidió una suba del 17% a partir del 1 de enero, para compensar la inflación de 2018, y otro del 27% a partir del 1 de mayo de 2019, en la audiencia pública celebrada este jueves.

Así lo ratificó la empresa en la Propuesta de Adecuación Tarifaria que presentó oportunamente al Ente Regulador de Agua y Saneamiento (Eras), y en la audiencia que tuvo lugar en el Pabellón de las Ciencias del predio de Tecnópolis.

En esa instancia la empresa que brinda servicios de agua potable y cloacas en Capital Federal y 26 municipios del Conurbano bonaerense, solicitó a partir del 1 de enero un incremento tarifario del 17% en concepto de compensación por la inflación prevista en 2018.

AySA es una empresa que se encuentra hoy en equilibrio operativo y los aumentos que se proponen tienen como objetivo contrarrestar los niveles de inflación para hacer frente a sus gastos operativos”, explicaron desde la compañía.

De esta manera, el incremento del 17% a partir del 1 de enero busca compensar la inflación original prevista para 2018, que era del 15%, y sobre la cual AySA solicitó en audiencia pública un incremento del 26% que está vigente desde el 1 de mayo pasado.

“La segunda parte de la propuesta prevé un incremento del 27% aplicable a partir del 1 de mayo de 2019, y que refleja el reporte de expectativas del mercado que realiza el Banco Central para el año próximo,” se detalló.

Tarifa social

Otro de los temas que abordó la sesión en Tecnópolis fue la “continuidad y profundización” del esquema de tarifa social, hasta hoy financiada por el Estado nacional pero que a partir del año próximo estará a cargo de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

Desde la empresa se indicó que “los fondos están garantizados y se mantiene el esquema de un subsidio focalizado en la demanda para aquel que realmente lo necesita”. En cifras, el esquema de tarifa social cerrará 2018 con 375.000 usuarios beneficiados por un total de $720 millones que corrieron a cuenta de la Nación, mientras que para 2019 el monto proyectado asciende a los $850 millones.

Previo Para ATE, el bono de 5.000 pesos "no resuelve nada"
Siguiente Litza defendió la suba de tasas: "Responde al desfasaje inflacionario”