Aún no hay detenidos por el homicidio de Rodrigo Rubén González

Son dos los sospechosos. “Tenía una chispa y una luz que nadie tiene. Se llevaron eso”, lamentó la cuñada de la víctima.

Rodrigo Rubén González fue asesinado el sábado en Temperley, durante un cumpleaños familiar. Delincuentes intentaron robar autos estacionados en la calle y efectuaron varios disparos, el hombre intentó cerrar la persiana de una de las habitaciones, para proteger a la familia, y recibió un disparo en el pecho. Aún no hay detenidos.

Soledad, cuñada de González, lo describió como “una excelente persona, un trabajador incansable y un esposo devoto”. “Era la alegría de las fiestas, de la familia; tenía una chispa y una luz que nadie tiene. Se llevaron eso”, lamentó la mujer en declaraciones a la prensa.

El hombre fue asesinado el 17 de agosto en la vivienda de Zuviria 477 de Temperley, partido de Lomas de Zamora, durante la celebración de un cumpleaños familiar.

Dos delincuentes intentaron robarle el vehículo a un policía retirado de la Federal, quien se resistió a los tiros. Los delincuentes, uno herido, respondieron los disparos y uno de los proyectiles ingresó por la ventana y se incrustó en el pecho del vecino. “En la pieza hay dos detonaciones”, apuntó la cuñada de la víctima.

Los delincuentes escaparon corriendo, mientras que la víctima fue trasladada de urgencia al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde fue operado pero murió horas después.

El hecho es investigado por la fiscal Silvina Estevez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Lomas de Zamora. Revisaron las cámaras de seguridad de la zona, que lograron captar el momento del tiroteo.

Previo Las ventas por el Día del Niño cayeron un 12%
Siguiente Las películas más vistas del fin de semana