Cresta Roja se reactiva, pero con 1000 trabajadores en la calle

El martes se reactivó la planta 2. Reincorporaron a 200 trabajadores y sumarían otras tandas en diciembre y junio del año próximo.

La planta 2 de Cresta Roja reabrió sus puertas con solo 180 operarios de más de 1200 trabajadores que habían sido despedidos en los últimos años. Aquellos que no fueron incluidos en la tanda de reincorporaciones bloquearon sus puertas y cortaron la avenida Fair.

El ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, confirmó este miércoles que “empezó oficialmente a funcionar la planta 2 de la empresa Cresta Roja”. Los trabajadores apuntaron que la reactivación es con una planta de trabajadores sensiblemente menor a la original: menos de 200 empleados retomaron sus actividades  y hay 1000 en la calle.

Los trabajadores denuncian que el plan de reactivación de Granja Tres Arroyos, dueña de la empresa, para la producción de ambas plantas que forman parte de la fábrica no contempla a “todos”. “Ellos pretenden meter gente paulatinamente hasta junio del año que viene, pero su plan no tiene en cuenta a todos. Van a quedar cerca de 500 trabajadores afuera”, contó Santiago, uno de los trabajadores que permanece en las inmediaciones de la planta, a Info Región.

Fue uno de los empleados despedidos durante en junio. En esa oportunidad fueron echados cerca de 200 trabajadores que no habían aceptado el plan de reactivación, el cual dejaba de lado a alrededor de 500 personas. “Nos despidieron de manera arbitraria con indemnizaciones falsas, que no son las que nos correspondían”, recordó.

Según señalan, en diciembre se reincorporaría otro grupo de operarios y en junio del próximo año culminarían las reincorporaciones. Durante los próximos días, reunidos en asamblea frente a la puerta de la fábrica, decidirán cuáles serán los pasos a seguir en esta lucha que lleva más de tres años. “Por ahora la consigna es reagruparnos e ir todos los días un rato a la puerta. La lucha contra este Gobierno perverso ya lleva más de tres años y es muy desgastante para todos los compañeros”, admitió.

El caso Cresta Roja

La jueza Pérez Casado decretó la quiebra de la avícola en diciembre de 2015, algunos días después de la asunción del nuevo presidente.

En abril de 2016, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal anunciaban con bombos y platillos que los 1300 trabajadores que habían quedado en la calle tras el quiebre de Cresta Roja habían sido reincorporados. Los problemas no se resolvieron y los trabajadores comiencen a movilizarse por falta del pago de salarios y la incertidumbre sobre la continuidad de la empresa.

Meses después, recrudeció el conflicto y 51 trabajadores más fueron despedidos, lo que desencadenó una serie de movilizaciones y cortes en autopistas por parte de los operarios. El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y la empresa reabrió sus puertas, pero los despedidos no fueron reincorporados.

Hoy Cresta Roja está manos de Granja Tres Arroyos, pero la situación de los trabajadores no cambió. La planta 2 permaneció cerrada hasta esta semana y con los despidos que se registraron en estos meses, el temor era que la planta no reabriera. Son mil los trabajadores que aún permanecen en las inmediaciones de la avícola.

Previo Horror en Monte Grande: Mató su hijo e intentó suicidarse
Siguiente Malito criticó que en Avellaneda la suba de tasas "siempre supera a la inflación"