Los hechos de inseguridad que conmocionaron a la Región en el 2018

Al igual que todos los años, Info Región realizó un relevamiento de los homicidios ocurridos este año. Mirá el mapa interactivo.

Los hechos en la inseguridad se repiten año a año. Personas de Almirante Brown, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y Avellaneda fueron víctimas en distintos hechos violentos que finalizaron en un homicidio. Info Región realizó un relevamiento de los casos más resonantes del año. Utilizá el mapa interactivo

El 11 de febrero Sebastián Scriva, un comerciante de 60 años, fue asesinado de un balazo en el pecho cuando fue interceptado por dos delincuentes, que lo abordaron para robarle la recaudación de su pizzería ubicada en Barrio Lindo, partido de Almirante Brown. Antes de huir con el dinero le dispararon en el pecho.

El 22 de febrero, en el cruce de Recondo y Morazán, en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, Juan Carlos Duarte (54) murió en medio de tiroteo entre un grupo de ladrones y la Policía. Según las fuentes, los delincuentes descendieron de un vehículo y efectuaron disparos contra el personal policial, que respondió el ataque con sus armas reglamentarias. Uno de los proyectiles impactó en su estómago.

El 5 de abril un empleado de Protección Ciudadana del municipio de Esteban Echeverría fue asesinado en Sarandí, en la intersección de Prudan y Rivadavia. Manuel Hipólito García fue interceptado por tres delincuentes que quisieron robarle el auto, por lo que se resistió a entregarlo. Los delincuentes efectuaron cuatro disparos, uno de los cuales le impactó en la nuca de García y le produjo la muerte, tras lo cual escaparon sin robarle el auto.

El mismo día, pero en Villa Fiorito, Lomas de Zamora, Crescencio Cáceres, de 58 años, fue asesinado en el cruce de Amadeo Dileo y Fiorentino. Salió a comprar una cerveza pero nunca volvió y su mujer salió a buscarlo. Lo encontró tirado en el piso con un golpe en la cabeza.

El 30 de junio Daniel “Keko” Domínguez , de 34 años, salió de su casa para darle de comer a un perro del barrio, algo que realizaba habitualmente. Fue interceptado por dos delincuentes, que comenzar a forcejear con él frente a su casa, ubicada en la calle Norberto López, en El Jagüel. En ese contexto, “Keko” intentó evitar que los ladrones ingresaran a la vivienda y recibió dos puñaladas. Los atacantes escaparon y el hombre falleció horas después a raíz de las graves heridas.

El 5 de julio Elías Florentín, de 19 años, fue asesinado en San Francisco Solano luego de haber sido atacado cuando le robaban el celular mientras caminaba por Falucho y Los Horneros junto a un grupo de amigos y fueron sorprendidos por un joven a bordo de una moto. Según revelaron los testigos, el atacante le exigió que le entregue el celular, pero Elías le dijo que no lo tenía porque estaba roto. El delincuente le disparó en el estómago y se dio a la fuga.

El 28 de julio la oficial Tamara Ramírez fue asesinada de un disparo en la cabeza cuando un delincuente ingresó a robar en su casa en Los patos al 900, Glew. El delincuente habría ingresado a la vivienda en busca de las armas reglamentarias de los efectivos policiales, debido a que además de la oficial Ramírez, allí vivía su padre, un teniente de la Policía de 64 años, y estaba la pareja de la mujer, quien también se desempeñaba en la fuerza local.

El 13 de agosto murió Tomás Monti, quien había sido baleado el 21 de mayo en Giribone y Rivadavia, PIñeyro durante un intento de robo. Fue sorprendido por delincuentes que se movilizaban en una moto. Intentaron robarle el auto y le dispararon en la nuca. Estuvo internado durante varios meses.

El 18 de agosto fue asesinado Iván Echeverría en el cruce de Juan XXIII y Madrid. El crimen conmocionó a todos los vecinos de Parque Barón. Según indicaron los testigos, había parado a cargar nafta en una estación de servicio y se resistió al ser abordado por dos personas para robarle la moto.

El 1 de septiembre un joven de 23 años fue asesinado en Longchamps por motochorros. Federico Romero se habría resistido al robo y decidió salir corriendo. Fue en ese momento que uno de los asaltantes le disparó en la cabeza, provocándole la muerte. Su cuerpo quedó tendido en la intersección de Languenheim y Santa Fe.

El 13 de septiembre Eduardo Gómez se resistió al robo de su moto y fue asesinado de un tiro en el pecho cuando regresaba de trabajar hacia su hogar en Wilde, partido de Avellaneda. El hecho ocurrió en Camino General Belgrano y Lynch, en la zona denominada la “triple frontera” porque esa esquina divide Monte Chingolo (Lanús), Wilde (Avellaneda) y Bernal Oeste (Quilmes).

El 17 de octubre Felicidad Nuna, de 83 años, falleció de un infarto cuando dos jóvenes ingresaron para asaltar su vivienda ubicada en Helguera al 1500 de la localidd Gerli, partido de Avellaneda.

El 31 de octubre un policía bonaerense, Leonardo Gabriel Sarmiento, fue asesinado a balazos por un grupo de delincuentes en el partido bonaerense de Avellaneda. Ocurrió en French y Ricardo Gutiérrez, en Villa Tranquila. Según informaron fuentes policiales, el agente realizaba tareas de inteligencia vestido de civil en el marco de una investigación, entre las calles. Se encontraba con una compañera y ambos fueron sorprendidos por al menos cinco hombres armados, quienes intentaron despojarlos de sus pertenencias y armas reglamentarias. Sufrió un disparo en el tórax.

El 27 de diciembre Sandra Rivas murió durante un tiroteo arriba de una unidad de la línea 338. Dos delincuentes intentaron asaltar el interno y se tirotearon con un policía que estaba arriba de la unidad. El hecho ocurrió a la altura del cruce entre Camino de Cintura y Olimpo, cerca de la Feria La Salada de Lomas de Zamora.

Previo Vecinos de Lomas cortan calles por falta de luz
Siguiente El Papa pidió renovación en la Iglesia