Ni Una Menos: Emergencia en violencia de género y aborto, dos reclamos clave

Por quinto año consecutivo, se realiza la movilización en el Congreso, donde descansan dos proyectos fundamentales para el movimiento feminista: emergencia en violencia de género y aborto legal.

Chiara Páez tenía 14 años y cursaba su tercer mes de embarazo cuando fue asesinada a golpes y enterrada en la casa de su novio. Este femicidio fue el que marcó el límite. La sociedad dijo basta y el 3 de junio gritó “Ni Una Menos”. En 2015 se realizó la primera movilización multitudinaria contra de la violencia machista. Con el correr de los años, la fecha quedó inamovible pero las consignas se fueron sumando. Este año, el aborto legal, seguro y gratuito vuelve a estar en el centro de la escena, pero se suma el pedido por la declaración de la Emergencia en Violencia de Género.

La Plaza de los dos Congresos será el destino final de la movilización. Y no es casual, allí reposan dos proyectos de ley que se convirtieron en reclamos centrales frente a las alarmantes cifras de femicidios (emergencia y aborto). Desde “Mujeres de la Matria Latinoamericana” y “Ahora Que Sí Nos Ven” vaticinaban una convocatoria multitudinaria, en sintonía con lo que sucede cada 3 de junio desde hace ya cuatro años.

En el marco de la crisis, son muchos los derechos que han perdido las mujeres: quitaron la jubilación por ama de casa, sufren despidos y hubo un aumento de las mujeres en situación de calle. “Teniendo en cuenta las políticas liberales aplicadas por este Gobierno, las demandas van a ser muchas”, admitió Natalia Valle, integrante del colectivo “Ahora que sí nos ven”.

“Las políticas de Cambiemos han sido de retroceso en cuanto a montón de derechos básicos que se habían conquistado y que hoy en día se están perdiendo”, admitió, y sumó como reclamo el incumplimiento de la Ley de Protección Integral a las mujeres (26485). Analia Kelly, desde Mumalá, apuntó reclamo principal la declaración de la Ley de Emergencia Nacional en Violencia de Género.

La agrupación realizó en enero un petitorio de firmas para que se apruebe el pedido. En la actualidad llevan recolectadas 70 mil firmas en la plataforma digital. Según explico Kelly, centran su reclamo en el “llamamiento a las comisiones de la Cámara de Diputados que deben tratar el proyecto”, que fue presentado en marzo.

Cifras alarmantes

La Casa del Encuentro fue la primera organización es relevar femicidios. El Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano” detalla que durante el año pasado se registraron 273 femicidios en todo el territorio nacional. Esto se traduce en una muerte cada 32 horas y habla de una disminución frente a los 295 casos de 2017.

La Corte Suprema difundió la semana pasada un informe que establece que en 2018 hubo 255 femicidios y 23 travesticidios, es decir que fueron 278 las víctimas mortales a causa de la violencia de machista.

Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) precisa que en 2018 hubo 259 femicidios y en un relevamiento más reciente -desde el 1 enero hasta el 3 de abril- informó que hubo en ese lapso 90 femicidios; es decir, que hubo una muerte por violencia de género cada 32 horas.

Según el Observatorio Ahora que sí nos ven, que desde el 1 de enero hasta el 20 de mayo pasado se registraron 133 femicidios (incluyendo los femicidios vinculados). La misma organización presentó en los últimos días un informe que estableció que desde el 3 de junio del 2014, hasta el 20 de mayo del 2019, hubo 1193 femicidios (se incluyeron los femicidios vinculados de hombre y mujeres, y los travesticidios).

“Las cifras de femicidios son por demás alarmantes”, advierten de Mumalá, mientras que Valle analizó: “Ante la falta de laburo, la situación intrafamiliar se hace más complicada y claramente la situación económica personal incide en el grado de violencia en su vida cotidiana”.

A cuatro años del nacimiento del Ni Una Menos, las mujeres vuelven a tomar las calles y suman reclamos. El año pasado, pisó fuerte el aborto legal, seguro y gratuito, mientras que en esta ocasión el pedido de la Emergencia en Violencia de Género será predominante. Despidos, crisis, pérdida de jubilaciones y mujeres en situación de calle son temáticas que también forman parte del entramado de reclamos en la movilización al Congreso. Por quinto año consecutivo, la sociedad grita “Ni Una Menos”.

Previo Fernández pidió tomar las victorias con “humildad”
Siguiente Ni Una Menos: los crímenes que sacudieron la Región