Futsal: Banfield minimiza el impacto de la derrota

El conjunto albiverde sufrió una derrota el fin de semana pero ya piensa en el próximo rival. La autocrítica de Lucas Pelaia.

“No fuimos fuertes en la marca y, de tanto arriesgar, se nos hizo cuesta arriba”, admitió el pívot de Banfield Lucas Pelaia, al analizar la derrota con 17 de Agosto por la Fecha 19 de la máxima división del Torneo Metropolitano. De todos modos, minimizó el impacto de la caída en lo anímico.

Banfield se ubica en medio de lugares de playoff y playout. El margen de error para el elenco de Emanuel Santoro es mínimo y si quieren salir de la zona complicada deberán dejar atrás la irregularidad. “Estamos en un andar irregular, nos cuesta tener dos o tres victorias consecutivas, los partidos son muy parejos y se resuelven en detalles”, analizó el jugador de futsal de Banfield en diálogo con Info Región.

“En el partido con 17 de Agosto estuvimos en ventaja 2-0, hicimos media hora bárbara, pero se nos escapó y nos dieron vuelta el resultado. En el trámite habíamos realizado un buen trabajo”, explicó el pívot albiverde, tras la derrota. “En los últimos encuentros había pocos goles y acá fue un 6-2 que para el que no lo vio va a decir que fue una goleada, pero el que estuvo en la cancha sabe que fue un desarrollo de igual y un encuentro parejo. No fuimos fuertes en la marca y, de tanto arriesgar, se nos hizo cuesta arriba”, consideró.

Lo que viene

Valoró, en este marco, la fortaleza mental del equipo y opinó que no tendrá impacto en lo anímico. “Estamos preparados para encarar todos los partidos de igual manera, una derrota nos duele pero la vamos a pasar rápidamente y empezar la semana pensando en el próximo encuentro con Villa La Ñata”, sentenció Pelaia.

El grupo

Pelaia se incorporó en el mercado de pases de invierno al Taladro, luego de su paso por Unión Ezpeleta. Es su segunda etapa en la institución, aunque esta vez le toca ser uno de los delanteros, ya que antes había estado custodiando los tres palos. “El grupo me recibió muy bien desde el primer día, estoy muy contento de volver a Banfield, donde estuve 10 años. El cuerpo técnico también se portó muy bien”, dijo.

“En cuanto a lo futbolístico, es todo muy nuevo porque vengo de la B y acá los tiempos dentro de la cancha son menores, los controles son un segundo antes y hay que acostumbrarse”, admitió.

Previo El FMI pronostica un “recuperación más moderada” en 2020
Siguiente El Grupo Lima advierte que Venezuela “amenaza la paz y la seguridad regional”