La industria creció 6.3% en el primer trimestre según FIEL

El crecimiento industrial se mantiene constante pero concentrado en ciertas ramas. La mitad de la producción fabril sigue en caída.

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en marzo un incremento interanual de 17.8% en un primer trimestre de 2021 en el que la industria automotriz pasó a liderar el ranking sectorial de crecimiento que si bien se mantiene constante, sigue estando concentrado en ciertas ramas pues la mitad de la industria seguía en caída.

En términos desestacionalizados, el IPI de marzo avanzó 4.1% respecto a febrero, lo que indica una mejora de la dinámica de recuperación respecto a los meses previos y permite prever que, al menos en el corto plazo, se sostiene la fase cíclica.

Por su parte, para abril se espera “un nuevo rebote interanual”, en un marco de alertas “vinculadas a la reducción del ritmo de producción por contagios detectados en algunas plantas y el retorno de “restricciones a actividades no esenciales y la reducción de la movilidad de las personas que puedan afectar la producción industrial.

“El crecimiento de marzo se explica por contraste con igual mes del año pasado cuando a partir del 20 se impusieron las medidas de aislamiento social preventivo obligatorio que afectaron la producción de ramas no esenciales, de modo que marzo de 2021 resultó un mes largo para la producción industrial en la comparación interanual por la mayor cantidad de días hábiles, a lo que se suma la vuelta a régimen respecto a febrero pasado luego de la realización de paradas de planta en varias ramas”, precisa FIEL en un comunicado.

El informe subraya, también, que los resultados sugieren “cierto anticipo de la producción a la espera de la imposición de restricciones” y destaca que en el primer trimestre del año la actividad industrial acumula un crecimiento de 6.3% respecto al mismo periodo de 2020, con la industria automotriz pasando a liderar la recuperación de la actividad.

Evolución por sectores

Por sectores, el ranking de crecimiento del trimestre pasó a ser liderado por la industria automotriz con una mejora de 35.9% interanual, seguido por minerales no metálicos (+35.2%) y la producción siderúrgica (+9%). Alimentos y bebidas (+3.6%), de insumos textiles (+1.5%) y la metalmecánica (+1.1%) registraron un crecimiento inferior al promedio de la industria.

Insumos químicos y plásticos (-0.1%), los despachos de cigarrillo (-0.8%), el proceso de petróleo (-0.9%) y la producción de papel y celulosa (-2.3%), fueron los que marcaron un retroceso.

Tomando la producción por tipos de bienes, casi la mitad de la recuperación se basa en el crecimiento de los de uso intermedio. Es así que el avance de la actividad es encabezado por la producción de bienes de capital con una mejora de 27.4% en la comparación interanual, seguidos de los bienes de uso intermedio con un crecimiento de 6.9%, y los bienes de consumo durable con 3.3% sobre el registro del mismo trimestre de 2020. En tanto, los bienes de consumo no durable acumulan en el periodo una recuperación de 3%.

En perspectiva para abril, las restricciones aplicadas desde mediados de marzo con el inicio de la segunda ola de COVID resultan menos estrictas para la industria que las vigentes un año atrás, aunque la propia la pandemia puede determinar una caída en la actividad en varias ramas a causa de la reducción de los planteles de mano de obra, a los que hay que sumar conflictos gremiales en desarrollo o que puedan desencadenarse, concluye el informe.