Usuarios preocupados por el uso de sus datos personales


Hoy es el Día Internacional de la Protección de Datos Personales, por el aniversario de la aprobación en Europa del convenio 108, al cual adhirió la Argentina para evitar el mal uso de información personal que hacen los algoritmos y las soluciones de inteligencia artificial.

Mientras un estudio privado indica que el 56 por ciento de las personas relevadas manifiestan preocupación sobre cómo se usan sus datos, otro de los inconvenientes detectados es que los usuarios consideran que no pueden protegerlos adecuadamente porque no existen precisiones sobre lo que las empresas acopian y hacen con esa información indica el estudio sobre la privacidad de los datos de Cisco que relevó la opinión de más de 4.900 profesionales de 27 países.

Por su parte, la empresa argentina VU Security destacó que en el primer semestre de 2021 se registraron tantos ataques a la seguridad como en el curso de 2020 y que en el país se verificó un incremento del 70 por ciento de casos de delitos informáticos entre 2019 y 2020, un incremento que “equivale a todos los delitos cometidos en los cinco años anteriores a la pandemia”.

En ese sentido, en Argentina rige la Ley 25.326 de Protección de Datos Personales que resguarda a las personas para que sus datos no sean utilizados sin su consentimiento, habilita solicitar la localización de estos en bases de datos públicas y privadas, actualizarlos, borrarlos o mantenerlos confidenciales.

“La masificación de la digitalización requiere de medidas que alineen a todos los sectores, pero es primordial contar con programas de educación y concientización que sean gratuitos y federales”, explicaron y remarcaron: “Los datos son un activo y nosotros debemos actuar como sus defensores”.

Los ataques a bases de datos “a nivel global contra redes corporativas aumentaron en un asombroso 50 por ciento con respecto al año anterior, indicó Check Point Research desde donde precisaron que el sector de educación e investigación fue el más afectado, con un promedio de 1605 ataques por semana, estando muy cerca las organizaciones gubernamentales, compañías de comunicaciones y los proveedores de servicios de Internet.

En tanto los ataques al sector de salud aumentaron un 71 por ciento comparado a los niveles previos a la pandemia, y el correo electrónico se volvió la forma más popular de distribución de malware a lo largo de estos dos años, que ahora ya representa el 84 por ciento.

Un estudio realizado por la consultora KPMG, en América Latina y Norteamérica, arrojó que el 83 por ciento de las más de 600 personas consultadas indicaron que su empresa “ha padecido al menos un ciberataque en los últimos 12 meses, en tanto que un 71 aseguró haber sufrido fraudes” una situación que explican porque muchas empresas “cuentan con defensas limitadas” y remarcaron que “el cambio hacia el trabajo híbrido y remoto está provocando que los controles existentes sean cada vez menos efectivos”.

“Los resultados de la encuesta son tan esclarecedores como preocupantes, especialmente si tenemos en cuenta la mayor incidencia que evidencian sus resultados tanto en materia de probabilidades de participación en un fraude, como ante el riesgo que suponen los ciberataques”, explicó Ana López Espinar, de KPMG.