El Gobierno espera recibir al G20 con el Presupuesto aprobado

Así lo manifestó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda aseguró que la aprobación del Presupuesto 2019 “va a ser leída de buena manera por los mercados, por los que toman decisiones en la economía”.

Al mismo tiempo, el ministro del Interior se mostró optimista respecto de contar con esa ley cuando Argentina reciba a los líderes del G20, que llegarán al país a fines de noviembre.

“Es importante para el país recibir al G20, que se realizará a fines de noviembre, con el presupuesto aprobado”, dijo el funcionario en una entrevista publicada este domingo por un matutino porteño.

Recalcó que “en la media sanción” que obtuvo el Presupuesto en Diputados, se incluyeron “muchas propuestas” provenientes de representantes del Senado y dijo que por ese motivo cree que “la discusión y el debate van a terminar con este proyecto ratificado en una ley”.

Incidentes “esperados”

Frigerio destacó “el apoyo de una parte importante de la oposición a la gobernabilidad del país”, al permitir el tratamiento de la ley de presupuesto, que el jueves obtuvo media sanción de Diputados, y sostuvo que los conflictos que tuvieron lugar el miércoles a la tarde, puertas afuera del Congreso, “eran esperados”.

“No es la primera vez que un grupo de violentos intenta por la fuerza lo que no puede conseguir con los votos dentro del recinto”, recordó y agregó que “tampoco es la primera vez que dentro del Congreso hay un grupo de legisladores que prefiere no sesionar a debatir de cara a la sociedad”.

Defensa

En cuanto al Presupuesto aseveró que, “junto con el acuerdo con el FMI, reducirá la vulnerabilidad de la Argentina y, como consecuencia, ayudará a recuperar la confianza perdida”.

El funcionario afirmó también que “ordenará la obra pública” y dará “solución” al principal problema económico argentino que es “el déficit fiscal”.

Previo Los cortes de agua para esta semana
Siguiente Lifschitz, Alfonsín y Stolbizer encabezarán un "Encuentro Progresista"