¿Habrá Precios Cuidados para negocios de barrio?


La Secretaría de Comercio Interior retomará esta semana las reuniones de la mesa recientemente conformada para conformar una canasta de un centenar de productos de consumo masivo para almacenes y comercios de cercanía de todo el país, que tomará como referencia el listado vigente desde el 7 de enero de +Precios Cuidados.

En los próximos días retomarán los encuentros pasada, con la participación del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti; la subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, Liliana Schwindt, y el subsecretario de Políticas para el Mercado Interno, Antonio Mezmezian.

La idea de esta mesa es trabajar sobre la lista de productos que los almaceneros, supermercados y autoservicios se comprometieron a confeccionar a partir de los 1.321 productos que conforman la canasta de +Precios Cuidados.

Productoras, mayoristas y distribuidores se sumarán al armado de esta canasta y a la definición de sus precios, un acuerdo que sigue al logrado con las grandes cadenas de supermercados, mayoristas y los principales productores de artículos de consumo masivo.

El trabajo con los comercios de proximidad buscará acordar un número de productos menor al programa de las grandes cadenas, que podría alcanzar al centenar de artículos representativos de una canasta básica de consumo, que los autoservicios y almacenes van a tener que ofertar al precio acordado con la Secretaría.

En este caso, el Gobierno buscará acordar valores diferenciales para los comercios de cercanía con una sola boca de expendio, que reconozca márgenes de ganancia que permitan mantener la rentabilidad.

Entre las entidades convocadas para los encuentros de esta semana figuran la Cámara Argentina de Supermercados, la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios, la Federación de Entidades de Almaceneros, Minoristas y Autoservicios bonaerense, y la Cámara Argentina de Supermercados Chinos.

Las fuentes señalaron que la iniciativa responde a la necesidad de interceder en la relación entre mayoristas y comercios de proximidad, de manera que los pequeños comercios puedan contener -de acuerdo al tamaño de los locales una canasta mínima pero representativa de consumo, marcas y variedad.