Tras marchar a Plaza de Mayo, grupos piqueteros convocaron a una movilización federal


Las organizaciones sociales opositoras al Gobierno nacional nucleadas en el bloque Unidad Piquetera se movilizaron masivamente hoy por la avenida 9 de Julio en el marco de una protesta que llegó a Plaza de Mayo donde concentraron en reclamo de un aumento de la cantidad y los montos de los planes sociales.

“Vamos a estar preparando una movilización federal para fin de mes si no hay respuesta”, advirtió el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien destacó que no habrá acampe frente a la sede de Desarrollo Social: “Hay que dejar de discutir los cortes de calle y discutir los problemas de trabajo y hambre”, subrayó.

En ese sentido, sostuvo que “el problema económico supera al Ministerio de Desarrollo Social” y puso de relieve que el reclamos es por que “se abra el aparato productivo de Argentina que está paralizado”.

“Cada vez que vamos a un ministerio nos dicen que acá el que manda es Guzmán. El que manda es el FMI al final, porque Guzman es el virrey del Fondo en Argentina. Entonces, venimos acá a mostrar una realidad que a lo mejor Guzmán no ve”, recalcó Belliboni.

Las organizaciones comenzaron a concentrarse después de las 10 en diversas esquinas de la avenida 9 de Julio desde donde marcharon a Plaza de Mayo y, aunque se ocasionaron demoras e inconvenientes, la convocatoria no impidió la circulación del Metrobús una cuestión que dominó la agenda en los últimos días

La Unidad Piquetera está integrada por el Polo Obrero, MTR-Votamos Luchar, el CUBA-MTR, el Bloque Piquetero Nacional, la Agrupación Armando Conciencia y la Organización 17 de Noviembre, el MTR Teresa Rodríguez, una fracción del FOL y el Movimiento Territorial (MTL-Rebelde), entre otros sectores.

“Los motivos de la protesta son los de siempre: el tema del trabajo, la pobreza que hay en el país, lo que estamos pasando los más pobres. No hubo respuestas ni soluciones del Gobierno después del acampe en la 9 de Julio, entonces, hoy salimos a las calles en todo el país”, sostuvo Noemí Ávalos, referente del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Las negociaciones con Desarrollo Social

El lunes, la negociación entre los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social y los representantes piqueteros de izquierda alcanzó un acuerdo “parcial” y, si bien se convino mantener abierto el diálogo, las organizaciones adelantaron que continuarán con su plan de lucha, aunque no bajo la modalidad de acampe que originó tanta controversia.

Entre los puntos mejorados, se resolvió incrementar la entrega de alimentos destinados a los comedores populares, que va en línea con el 50% de aumento ya dispuesto para el Sistema Alimentario Escolar y la Tarjeta Alimentar y el “fortalecimiento y creación de tres mil unidades productivas vinculadas a elaboración” en rubros como rotisería, panadería y huertas. En este caso, Zabaleta ratificó su compromiso a aportar las herramientas y las inversiones en productos hasta que la cooperativa comience a producir dividendos.

Tras ese encuentro con los funcionarios del Gobierno, los referentes sociales de izquierda mantuvieron la protesta de este miércoles en reclamo de la “universalización de los programas sociales y a aumentar su monto que hoy está en $16.500″.

“Las reuniones fracasan cuando se acaba el diálogo, y lo que está claro de mi parte es que siempre va a haber una mesa para conversar los problemas que tienen los argentinos y las argentinas. Un conflicto no se resuelve con otro conflicto, no se resuelve cortando calles sino tratando de ponerse de acuerdo constantemente para la generación de empleo”, indicó el ministro Juan Zabaleta.

El plan de lucha ya había sido votado en un Plenario Nacional Piquetero que resolvió profundizar las medidas hasta llegar a un nuevo acampe -a fines de abril o principios de mayo- esta vez por 72 horas, y una “marcha federal” que desembocará en Plaza de Mayo.