Recuerdan a los hermanos Agustín Ricardo y Facundo Cruz

Agustín fue baleado 29 de diciembre de 2018 en Monte Grande y un mes después, su hermanito se suicidó en su habitación.

El dolor invade desde el 29 de diciembre de 2018 a la familia Cruz. Ese día, Agustín Ricardo fue asesinado de dos disparos en Monte Grande. Un mes más tarde, su hermano de apenas 14 años se quitaba la vida. Este sábado, amigos, familiares y referentes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) los recordaron en Tristán Suárez.

La cita fue en la esquina de Las Mariposas 1035 en el barrio Sol de Oro de Tristán Suárez. Exigen justicia por el crimen de Agustín y “castigo” para el policía acusado por el hecho, Matías Ezequiel Rodríguez. También recordaron a Facundo.

“A mi hijo le arrancaron la vida, su asesino le pegó dos tiros, uno en la espalda y otro en la nuca. Lo fusiló”, aseguró Laura, la madre de los hermanos en el homenaje por el primer aniversario de la muerte de Agustín Cruz.

De acuerdo al relato de la mujer, Agustín salió a pasear en moto con un amigo la noche del 29 de diciembre del 2018 y alrededor de las 23 recibieron un llamado en el cual le informaron que su hijo había sido baleado. Inmediatamente, se dirigió junto con su marido al hospital Santamarina de Monte Grande, donde era asistido Agustín.

Al llegar al centro de salud se encontraron con el lugar repleto de policías y lo único que les informaron los médicos fue que su hijo había recibido un disparo en la pierna y se encontraba fuera de peligro. “No nos dejaban pasar a verlo, pero yo sentía que algo andaba mal. Me metí de prepo porque necesitaba verlo y cuando entré lo vi tirado en una camilla, solo e inconsciente”, recordó entre lágrimas Laura.

En ese momento la madre de Agustín descubrió que su hijo no tenía un disparo en la pierna, sino que había sido baleado en la nuca y en la espalda, y su estado era delicado. Agustín falleció pocas horas después.

Un mes después del trágico episodio que afrontó la familia Cruz, se preparaban para realizar un mural para honrar la memoria de Agustín, pero el dolor los volvió a atravesar cuando hallaron a Facundo, de 13 años, hermano de la víctima, ahorcado en la que era la habitación de Agustín.

“Hasta el día de hoy no entiendo que pasó, no encuentro una explicación, por qué a Agustín le arrancaron la vida y por qué Facundo se fue, no puedo entender cómo llegamos a esto”, lamentó la madre de los chicos en diálogo con Info Región.

Este sábado amigos, familiares y referentes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) los recordaron en la casa de la familia Cruz. El homenaje contó con la proyección de un vídeo de ambos hermanos y con una charla que brindó Correpi sobre la violencia institucional.

Por la muerte de Agustín está acusado Matías Ezequiel Rodríguez, un policía de la Ciudad de Buenos Aires. Según dijo a los investigadores, esa noche estaba con su novia y vestido de civil cuando se resistió a un presunto robo. Adujo que hubo un enfrentamiento pero la madre de la víctima aclaró que la Justicia le informó que en el lugar del hecho sólo se hallaron dos vainas pertenecientes al arma reglamentaria de Rodríguez.

“El sostiene que fue un enfrentamiento pero ya se determinó que no había casquillos de otra arma que no fuera la de él. Mi hijo tiene dos disparos en la espalada, uno a corta distancia y no hay cartuchos de otra arma, sólo dos vainas 9 milímetros de la reglamentaria del policía. Y encima no está detenido, ¿cómo puede ser que si nosotros hacemos algo vamos presos pero el sigue suelto como si nada después de matar a mi hijo?”, se preguntó indignada la madre de Agustín.

La causa está caratulada como “homicidio agravado” y se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Descentralizada de Esteban Echeverría. “No vamos a parar hasta que se haga justicia”, aseguró la familia de la víctima.

Previo Lanús: “El contacto con los ministros es constante”, aseguró Storni
Siguiente Sub 23: Argentina debutó con un triunfo en el Preolímpico