No deja de caer el consumo en los supermercados de cercanía

La baja de consumo durante el primer semestre fue de 15.5% y el incremento del dinero desembolsado fue de un 26,5%.

La canasta de la compra mensual de junio en el retail supermercadista de cercanía de la región metropolitana de Buenos Aires se incrementó en los primeros seis meses del año un 16, 1% en precios para adquirir un 19,6% menos de productos según un estudio divulgado por la Cámara y Federación Argentina de Supermercados (CAS – FAS) que trabaja sobre la información de los tickets de compra de sus clientes.

A nivel nacional, esta tendencia, que se aceleró en febrero de este año, indica que la baja de consumo durante el primer semestre fue de 15.5% y el incremento del dinero desembolsado fue de un 26,5% impulsado por el fuerte aumento de las bocas del interior donde llegó a casi el 30%.

El sondeo realizado por la consultora Scanntech, revela que los autoservicios fueron el canal más impactados en la baja del consumo con una merma de 19%, mientras que la caída en los súper recorta diez puntos al establecer una marca negativa de 9% al contar con la tracción de los planes oficiales de descuentos y su capacidad de pactar ofertas y promociones con las grandes marcas, Por el contrario, el consumo en almacenes y kioscos subió 6.2%

La caída atravesó todos los niveles socioeconómicos: cayó un 7,1% en el alto para desplomarse en los niveles medio y bajo: 24,5 y 27,6%.

Tomada por canastas de productos, en los autoservicios los Alimentos explican casi la mitad de las adquisiciones (50,3%), seguidos por Bebidas (41.2%), Limpieza (6.3%) y Cuidado Personal (2.2%).

En ese sentido, el consumo el consumo que menos cayó fue el de Bebidas (-10.5%), seguido por el de Cuidado Personal (-16%), Limpieza -17.8%) y Alimentos (-18.8). En términos de incremento, los mayores se dieron en Bebidas (42.4%), seguido por Alimentos (26.4%), Limpieza 10.4%) y Cuidado Personal (9.4%)

Los niveles medio y bajo del área metropolitana no solo pierden consumo, sino que además son los que más sufrren del retiro de opciones de compra de las góndolas, un fenónmeno conocido como “desliste de productos en surtido” lo cual merma aún más sus opciones de compra.

Hoy, los sectores altos son el destino principal de un promedio de 337 productos, mientras que los medios son el traget de 290 y los bajos de 475. Esto implica que los sectores de mayor oder adquisitivo sufrieron un desliste de 25 productos contra 27 de los medios y 52 de los bajos.

Por canasta de productos, el mayor desliste de los sectores altos y medios se dio en el rubro Bebidas (-26 y -17, respectivamente) y en los bajos se vio reflejado en Cuidado Personal (-14). Por procutos, los sectores altos tienen menos ofreta de Gaseosas y Aguas Saborizadas, productos que comparten con mlos medios que, además, tendrán dificultades para encontrar variedades de Tomatados y Harináceos. Por su parte, los sectores bajos han perdido opciones no sólo en los productos citados sino que, también en Cervezas, Conservas Desodorantes ambientales y Productos para el cabello.