Cambiemos sacudió el tablero con un claro triunfo en la provincia de Buenos Aires


Juntos por el Cambio sorprendió en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias de este domingo con un impactante triunfo en la provincia de Buenos Aires por casi 5 puntos de diferencia sobre los candidatos del oficialismo. El comicio provocó un fuerte sacudón político en el Gobierno, que recibió el golpe en la cara del propio presidente Alberto Fernández, único orador del acto en el que el Frente de Todos asumió la derrota.

La caída electoral impactó con fuerza poco después de las 21 cuando comenzaron trascender datos oficiales antes de su difusión pública y anticipaban un revés para el kirchnerismo justo cuando las encuesta a boca de urna informaban que Victoria Tolosa Paz se iba a imponer por entre 4 y 8 puntos.

Los comicios, que se desarrollaron con tranquilidad en un inusual contexto de pandemia, aunque con una participación del 68 por ciento, un poco menor al promedio histórico, que ronda los 74 puntos.

Juntos, además, resolvió su propia interna con un esperado triunfo de Diego Santilli, el gran ganador de la noche bonaerense, sobre su competidor interno, el radical Facundo Manes a quien dobló en respaldo electoral.

Con el 93 por ciento de las mesas escrutadas, Juntos consiguió el 38,1 por ciento mientras que el Frente de Todos acumula 33,5 por ciento. Lejos, el tercer lugar fue para el Frente de Izquierda y los Trabajadores, que obtuvo el 5,2 por ciento, seguido de cerca por los liberales de Libertad Avanza liderados por José Luis Espert, que sacó 4,87 por ciento.

Otro derrotado de la noche, otra vez, fue Florencio Randazzo, que con su frente Vamos con Vos apenas consiguió el 3,7 por ciento.

El escenario determina un fuerte revés para el bastión electoral del Gobierno y de la fuerza política que lo apuntala, que hace base en la provincia de Buenos Aires, y abre interrogantes sobre las condiciones en que se resolverá el impacto político.

“Escuchamos el mensaje de las urnas. Siempre es reversible el resultado mientras haya voluntad de escuchar y de resolver los problemas de la gente”, dijo Tolosa Paz, al retirarse del centro de cómputos del Frente de Todos en el barrio de Chacarita.

Poco después, el propio presidente Alberto Fernández, único orador en el acto del oficialismo, pareció asumir el costo de la debacle, tomó nota de la derrota y prometió escuchar el mensaje de las urnas y trabajar para revertir el resultado.