Las tarifas de electricidad se mantendrían en el verano: la suba quedaría para abril


El Gobierno garantizó a distribuidoras de electricidad que hasta abril próximo no les cobrará un precio mayor en concepto de generación, por lo que las tarifas se mantendrán al menos hasta marzo según una decisión, que se publicó en el Boletín Oficial y por la cual, Edesur, Edenor y Edelap no tendrían motivo para trasladarle ninguna corrección tarifaria a sus clientes residenciales, una situación de la que no gozan quienes vivan más allá de la ruta 6.

De mantenerse esta línea quienes tengan aires acondicionados en departamentos premium con ammenities podrán dar rienda suelta a su uso mientras que los vecinos de Lobos o Monte deberán cuidarse de excederse en el uso de un modesto ventilador.

El costo de generación representa hasta 40 por ciento de la factura y en una boleta de $500 de un hogar en Capital y el conurbano bonaerense equivale a unos $200, mientras el resto es el margen de la distribuidora e impuestos.

Actualmente el costo de generación de un Mwh (la unidad de medida) es de $6.333, y de ese total la parte que las distribuidoras le pueden pasar a sus clientes es $900, mientras que de la suma restante se hace cargo el Estado a través de subsidios.

El dólar

La otra parte de la ecuación es la cotización oficial del dólar que incide en el cálculo y en febrero, cuando el dólar esté en un estimado de $114, el costo por Mwh ascenderá a $7.537, mientras en abril, en un escenario de dólar oficial a $121, superará los $8.000.

La diferencia entre lo que pagan los clientes y los costos reales se saldará a través de subsidios de Cammesa, la empresa mayorista del sistema eléctrico con control estatal.

Lo que pagan los clientes metropolinatos por la electricidad en sus boletas no llega a cubrir ni un 30 por ciento del costo mientras que un hogar del Comahue que genera esa misma energía paga siete veces más.

El gobierno en la ley de presupuesto para el año próximo indicó que se buscará que la “cobertura” sobre los costos llegue al 43%, lo que implicará un aumento para las tarifas actuales después de abril del año próximo.

En 2015, antes del cambio de Gobierno, las tarifas sólo cubrían un 15% de los costos, pero los sucesivos aumentos de la administración de Mauricio Macri llevaron a que llegarán a tener más de un 80% de cobertura sobre las tarifas, diferencia que recayó sobre los clientes.