24% de las víctimas de femicidio fueron asesinadas con un arma de fuego


Una de cada cuatro víctimas de femicidios cometidos entre 2017 y 2020 fue asesinada con un arma de fuego y de ese total un 30% había denunciado al agresor por violencia de género, de acuerdo a la estadísticas difundidas hoy la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y que agrega que ese 24% de víctimas asesinadas con armas de fuego trepa al 37% cuando se trata de femicidios con más de una víctima.

Los datos se desprenden del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (RNFJA), elaborado por la Oficina de la Mujer de la Corte en base a la información provista por los poderes judiciales y ministerios públicos fiscales de todas las provincias.

Del mismo informe surge que en 91% de los casos de femicidios cometidos con armas de fuego, víctima y victimario tenían algún tipo de vínculo previo, ya que en el 66% eran pareja o expareja; el 15%, familiares; el 10% tenían otro tipo de vínculo, y solo en el 4% eran desconocidos.

El relevamiento destaca que había antecedentes de violencia de género en estos femicidios cometidos con armas de fuego en al menos 30% de los casos, y que en al menos 31 se formalizó una denuncia contra el agresor. En ese sentido, al menos 14 de ellas tenían medidas de protección vigentes al momento del femicidio y una tenía una medida de protección vencida cuando fue asesinada con arma de fuego.

En tanto, el 64% de los femicidios cometidos con armas de fuego ocurrieron en la vivienda de la víctima una cifra que sumada al 12% de hechos cometidos en otra vivienda, indica que dos de cada tres de estos femicidios ocurrieron dentro de un domicilio, mientras que un 18% se realizó en el espacio público.

El trabajo precisa que el 40% tuvo lugar en la provincia de Buenos Aires y detalla que en materia de la armas empleadas al menos 15% eran reglamentarias, es decir de las fuerzas de seguridad y otro 8% eran armas de usuarios registrados.

En tanto, en el 20% de los casos eran armas sin autorización y en el 57% restante no hay datos al respecto. En al menos el 17% de todos estos casos, el femicida integraba alguna de las fuerzas de seguridad.