Elevaron a juicio la causa por el crimen de Lucas González

El adolescente de 17 años asesinado de un balazo durante un procedimiento policial irregular en el barrio porteño de Barracas.

La jueza Paula Verónica González elevó a juicio oral la causa por el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado de un balazo durante un procedimiento policial irregular en el barrio porteño de Barracas en noviembre de 2021, con 14 miembros de la Policía de la Ciudad imputados por “homicidio agravado” o “encubrimiento”.

La magistrada, interinamente a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7, rechazó todos los planteos de oposición que habían presentado las defensas de los policías implicados y avaló así el requerimiento de elevación a juicio presentado en marzo pasado por el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella.

El abogado Gregorio Dalbón, quien representa a los padres de Lucas González, aseguró que “la familia solo espera justicia y rápida”. “Estamos en condiciones de iniciar un juicio histórico. Por la cantidad de involucrados y la perversidad de los encubridores”, dijo Dalbón a Télam. “Igualmente seguimos trabajando para que los que quedaron con falta de mérito que manipularon el arma, Lorena Miño y Micaela Fariña, paguen por su evidente participación en la presente causa”, dijo en referencia a otras dos policías que fueron imputadas por encubrimiento, pero están con falta de mérito en el expediente.

El crimen de Lucas González sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre del año pasado, cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni señales de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos. Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas, quien horas más tarde murió.

Por el homicidio están procesados con prisión preventiva los policías Gabriel Isassi, Juan Nieva y Fabián López; mientras que por el encubrimiento hay un total de 11 efectivos presos y otros dos imputados pero excarcelados.