El Gobierno precisó que el ARA San Juan “pudo haber implosionado”

El submarino fue encontrado anoche "totalmente deformado, colapsado e implosionado" y sin "aberturas de consideración".

El ex vocero de la Armada y actual agregado naval en Estados Unidos, capitán Enrique Balbi, indicó hoy -en una rueda de prensa en el edificio Libertad- que el informe del hallazgo del submarino ARA San Juan “sugiere que podría haber implosionado, colapsado muy cerca del fondo, porque el desprendimiento de escombros es muy acotado” en el área donde fue hallado.

Previamente, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, afirmó que “el submarino se ha encontrado en una zona que era la que más probabilidades tenía de ser encontrado”. “Estamos ahora aquí para ratificar lo que se dijo anoche”, apuntó.

Por su parte, el jefe de la Armada, José Luis Villán, aseguró que “había un 90 por ciento de posibilidades de encontrar al ARA San Juan en el área donde se lo estaba buscando”, en una conferencia de prensa ofrecida en el edificio Libertad, sede de esa fuerza, junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad.

 

 

El submarino ARA San Juan fue localizado sobre el lecho marino con el casco “totalmente deformado, colapsado e implosionado” y sin “aberturas de consideración”, partes de la hélice enterradas y restos desperdigados en un radio de 70 metros, informó el jefe de la Base Naval de Mar del Plata, capitán Gabriel Attis, a los familiares de los tripulantes.

Attis detalló el estado del buque, que se encontraba desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017, durante dos encuentros que mantuvo durante la madrugada con los familiares, en el hotel céntrico marplatense en el que se alojan y en el predio naval donde amarraba el sumergible hundido.

Según explicó, el buque “Seabed Constructor” de la empresa Ocean Infinity llegó al área del búsqueda a las 22.20 del viernes y comenzó la exploración con un vehículo de operación remota (ROV) a las 23.30. El punto inspeccionado, añadió, fue detectado “a 907 metros de profundidad” sobre el lecho marino, y según las imágenes captadas por el dispositivo “el casco resistente se encuentra en una sola pieza, totalmente deformado, colapsado e implosionado, y sin aberturas de consideración”, consigna Télam.

Attis indicó que “prácticamente la gran mayoría de los restos observados se aprecian dentro de un radio aproximado de 70 metros del casco resistente, lo que se interpreta como restos de una implosión cercana al fondo”.

 

Previo Los alcances del documento de la Cumbre Iberoamericana
Siguiente "Pedimos respeto y honor para ellos"