Bazze: “El compromiso con Cambiemos es muy grande”

El diputado nacional lo aseguró al relativizar las diferencias en la UCR.

El diputado nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) Miguel Bazze enfatizó que el partido tiene el “compromiso de hacer aportes para mejorar la gestión del Gobierno nacional” con el objetivo de que “a la gente le vaya mejor”, al tiempo que cuestionó a quienes proponen construir un frente distinto.

Luego de que Ricardo Alfonsín asegurara que cada vez son “más grandes las diferencias entre quienes apoyan las decisiones del Gobierno” y anunciara el lanzamiento de un nuevo espacio dentro de la UCR, Bazze subrayó que “el compromiso con la coalición es muy grande” y que “es necesario hacer críticas y aportes para mejorar determinadas cuestiones”.

Las críticas tienen que partir de la convicción de que somos parte de este proyecto político con el objetivo de mejorar las cosas

“El radicalismo tiene que hacer aportes concretos sobre políticas concretas para mejorar la gestión del gobierno y que, en definitiva, a la gente le vaya bien. Esa es la responsabilidad que tenemos. Por eso se plantean las diferencias cuando surgen. Ya lo hemos hecho en varias oportunidades, como con las tarifas. Siempre hacerlo responsablemente”, subrayó el radical a Info Región.

En este sentido, aclaró que expresar posturas u opiniones disidentes “no significa que hay que andar planteando una disolución ni armar una construcción distinta”. “Sabemos que somos parte de esta coalición y tenemos la responsabilidad de hacer todos los aportes necesarios”, agregó.

La coalición “no está agotada”

Además, Bazze criticó que algunos dirigentes radicales planteen construir un frente distinto y remarcó que “lo importante es trabajar para mejorar los problemas de hoy y no en armar otra coalición”.

“Las críticas tienen que partir de la convicción de que somos parte de este proyecto político con el objetivo de mejorar las cosas”, finalizó.

Más sobre este tema

Previo Avanza el debate sobre el aborto en el Senado
Siguiente Cuestionan las “contradicciones” de Vidal