La autocrítica de Aguirre: “Nos falta convertir”

El volante de Talleres de Remedios de Escalada apuntó a cortar con la racha negativa en el partido del lunes ante Fénix.

Foto: Prensa Talleres.

Talleres de Remedios de Escalada trabajó en las instalaciones de Timote y Castro para preparar el partido del lunes, desde las 15:30, ante Fénix, por la 10° fecha del torneo de la Primera B. Los de Gustavo Noto tratarán de dejar atrás una racha de siete derrotas consecutivas y enderezar el rumbo en un certamen que los tiene en la última colocación.

Al respecto, Marcos Aguirre, en charla con Info Región, analizó el presente del equipo y la reacción de los simpatizantes: “Son muchos partidos y el hincha quiere que ganemos, asimismo no podemos guiarnos por la impaciencia porque eso nos confundirá más. Estamos demostrando en la cancha que queremos salir de esto. Todos tiramos para el mismo lado y nadie está cómodo con esta situación”.

Además, habló de las falencias del grupo dentro del terreno: “Nos falta convertir, esa es nuestra falla. No logramos nunca abrir un partido para después manejarlo. Las situaciones están, ahora hay que hacer los goles y salir adelante”.

Última actuación

Talleres viene de perder como visitante de All Boys, en un encuentro en el que tuvieron una buena actuación durante los 45 minutos iniciales, al tiempo que bajaron el nivel y sufrieron el golpe del dueño de casa, en el complemento.

“Estamos con impotencia por el partido que hicimos. Tuvimos las situaciones más claras en el primer tiempo, en el complemento nos metimos un poco atrás por la necesidad de sacar al menos un punto y sobre el final se nos escapa. Nos da bronca no lograr cortar la racha”, indicó el ex Lanús.

Y agregó: “Desde el partido con Estudiantes venimos haciendo buenas cosas, no nos alcanza pero trataremos de seguir  mejorando. Tenemos que afinar la puntería y corregir cosas para lograr los tres puntos”.

Problemática institucional

El presidente del albirrojo, Alejandro Freije, presentó la renuncia en comisión directiva aunque la misma fue rechazada. No obstante, aceptaron la licencia del mandatario durante 15 días a merced de conflictos personales.

Con este panorama, desde lo futbolístico tratan de salir de una seguidilla negativa y poner paños fríos en el contexto dirigencial.

En sintonía, Aguirre, concluyó: “En este momento tratamos de mantenernos al margen. No queremos sumar otro mal trago, son temas que los deben resolver ellos, nosotros necesitamos tranquilidad y cambiar el ambiente. Seguramente cuando los resultados cambien las aguas se van a tranquilizar. Esperamos que se arreglen y trabajen todos para el club”.

Previo Multitudinaria marcha federal en defensa de la salud pública
Siguiente Carrió ahora apuntó contra los jueces que absolvieron a Menem