Una joven denunció que un colectivero intentó secuestrarla

Camila tomó un colectivo de la línea 501 para volver a su casa. El dramático relato.

Camila tiene 18 años y tomó un colectivo de la línea 501 para volver a su casa, en 9 de Abril. Denunció que el chofer intentó secuestrarla. Intercambió mensajes con familiares y logró escapar de la unidad, pese a que el chofer no quería frenar.

“A vos te llevo gratis”. De esta forma le respondió el chofer acusado a Camila, cuando le pidió un boleto por 18 pesos. Según cuenta, finalmente le cobró 10 centavos y se sentó en el fondo del colectivo.

“Voy prestando atención al recorrido y me doy cuenta que no le paró a la gente que le hizo señas en la parada de Alem, al llegar a la estación tampoco le para a las personas que estaban esperando para subir, me agarró mucho miedo y le aviso a mi mamá: mientras le mando mensaje escucho que me decía cosas pero estaba tan nerviosa que no llegaba a escuchar bien”, cuenta la chica.

El conductor, siempre según la denuncia, le preguntó en qué lugar bajaba pero ella se negó a brindarle la información y se limitó a responder: “Todavía falta”, por temor a que cambiara el recorrido. “A una cuadra de llegar a la parada de Vernet y Álvaros Barros me paro y tocó timbre y digo ´parada´. Veo que mi mamá y tres hermanos estaban esperándome y le hacen seña de que pare, a lo que apaga todas las luces y hace seña con la mano que NO! Y dice ´vos no te bajas de acá´”, explica a sus redes sociales.

Según cuenta, el chofer aceleró y su hermano le tiró un piedrazo al colectivo. “En ese momento me dio tanto miedo que me tiré por la ventana y caí sobre la calle en medio de todos los autos”, dice. “Hoy puedo contarlo gracias a que me tiré del colectivo y por suerte no me maté, pero si no, qué hubiese sido de mi”, pregunta.

La denuncia fue realizada en el destacamento Nuestras Malvinas e interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Esteban Echeverría. El hombre quedó imputado por el delito de “privación ilegítima de la libertad”, causa a cargo de la fiscal Verónica Pérez.

El relato de la joven en sus redes sociales
Previo Tiene 18 años y realiza prótesis para perros con discapacidad
Siguiente Brown recibe al Lobo jujeño