La CGT Regional destaca el “ánimo reparador” del proyecto sobre Ganancias

Desde la central obrera bregaron por un "sistema tributario más progresivo" y dejaron en claro que "el salario no es ganancia".

El oficialismo presentó un proyecto de ley para fijar un nuevo piso del Impuesto a las Ganancias, afectando solamente a aquellos trabajadores que sobren por encima de 150 mil pesos. La noticia fue bien recibida por la CGT Regional de Lomas de Zamora porque tiene “ánimo reparador”, pero insistieron en que “el salario no es ganancia”.

“Salario no es Ganancia”, se titula el comunicado difundido este lunes, una vez conocida la intención del oficialismo de establecer un nuevo piso en el gravamen. De acuerdo a la iniciativa, el cambio beneficiaría al 63,4 por ciento de los contribuyentes actualmente alcanzados por el impuesto.

“La CGT Regional Lomas de Zamora celebra y acompaña la presentación en la Cámara de Diputados de la Nación de un proyecto de Ley para modificar el Impuesto a las Ganancias y establecer un nuevo piso, aspirando a que menos trabajadores paguen tan perverso como injusto tributo”, señala el comunicado de la central que preside Sergio Oyhamburú.

Explica que “este proyecto aspira a que solo paguen las trabajadoras y trabajadores que perciban salarios superiores a 150.000 pesos mensuales y comprende además a un universo de jubilados y pensionados que gana hasta seis haberes mínimos”. “Se estima que con esta iniciativa se cumple con otra promesa planteada durante la campaña electoral y por otro lado se apunta recuperar la capacidad de compra de los trabajadores y jubilados en una acción que consideramos sustancial para iniciar el camino de la recuperación económica de nuestro país”, apunta el texto.

“Somos realistas y entendemos que la medida apunta también a demostrar nuestra razón cuando insistíamos en que la recuperación del ingreso era clave para ver el crecimiento de la economía de nuestro país”, advierte, y manifiesta su “beneplácito” por el “ánimo reparador del proyecto, que al aprobarse favorecerá a 1.250.000 personas, que mejorarán su nivel de ingreso y su capacidad de compra”.

De todos modos, deja en claro que este impuesto no debería ser para los trabajadores. “Aún así somos conscientes que debemos ir por más, debemos abogar para que logremos tener un sistema tributario más progresivo y sobre todo esclarecer a todos los actores para que por fin comprendan que Salario no es Ganancia”, concluye.