Extienden hasta agosto los pagos por desempleo: alcanzan a 110 mil beneficiarios


Con el fin de paliar los efectos de la pandemia generada pr el coronavirus, los pagos de prestaciones por desempleo que vencían este lunes, fueron extendidos por el Ejecutivo hasta el 31 de agosto en una medida que favorecerá a 110 mil personas que perdieron el trabajo.

En marzo, según los registros oficiales, esta prestación fue percibida por 138.879 trabajadores en relación de dependencia que fueron despedidos sin causa. Con una percepción promedio de $ 7.200, este beneficio llegó a 96.160 varones y 42.719 mujeres.

A partir de ese mes, el monto de la prestación correrá a partir de los 7.020 11.700 pesos en el caso de la máxima y quienes están alcanzados por este beneficio cobran asignaciones familiares y cuentan con la cobertura de la obra social, mientras el período de cobro se reconoce como meses de servicios para la jubilación.

Tienen derecho a percibirla los trabajadores asalariados registrados, legalmente despedidos “sin justa causa” o “por fuerza mayor”, o bien que hayan perdido su trabajo por quiebre de la empresa en la que trabajaban. Si en ese período de desempleo logran encontrar un nuevo trabajo deben pedir la suspensión ante ANSeS, “dentro de los cinco días hábiles de incorporado a un nuevo trabajo”.

Según el programa, quien resultó despedido sin causa con una antigüedad de entre 6 y 11 meses tiene derecho a cobrar este beneficio durante 2 meses; pero si trabajó entre un año y 23 meses, percibirá durante 4 meses.

En el caso de los trabajadores con una antigüedad de entre 2 años y 35 meses, se extiende hasta los 8 meses el pago, y los que tuvieron un empleo durante más de 3 años, lo cobrarán durante un año. Mientras que los pagos se extienden durante un semetre más si el trabajador es mayor de 45 años.

Durante la vigencia del IFE, quienes percibieron esa ayuda social no podían cobrar la suma por desempleo.

Se quintuplicaron los pedidos de ayuda para pagar salarios

Por otra parte, la segunda ola profundizó la crisis de una economía agotada entre recesión y pandemia logró multiplicar por cinco los pedidos de ayuda para pagar salarios y que las solicitudes de empresas que necesitan suspender personal superen las 4.400.

En ese sentido, Trabajo informó que a 48 horad del cierre del Repro 2, el programa de ayuda estatal para pagar salarios, ya se habían anotado más de 100.000 trabajadores independientes y empresas.

En números son 27.000 firmas con unos 480.000 empleados y 74.000 monotributistas y autónomos de sectores como la gastronomía, el transporte y las industrias culturales, que se sumaron en esta ronda para cuyo acceso el Gobierno abrió compuertas y en el que espera asistir a 1,4 millones de personas, una cifra similar a la asistencia que daba el programa de ayuda estatal para pagar salarios que se implementó en 2020 (ATP), que llegó a beneficiar a 1,7 millones de empleados de empresas en tanto que los trabajadores independientes, fuero asistidos a través de créditos a tasa cero.

En tanto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) analizó cuánto tiempo tardarán las economías del G20, grupo que la Argentina integra, para que su PBI per cápita recupere sus niveles previos a la pandemia y concluyó “el granero del mundo” será el país que tardará más: volverá a la “normalidad económica”: recién lo hará en el segundo semestre de 2026, mientras que en otros países de América Latina, como Brasil lo haría a fines de 2022 y México demorará un año más y reciés volvería a la línea interrumpida por la COVID-19 a fin de 2023.