Presencialidad plena escolar: el Gobierno propondrá reducir la distancia a 90 centímetros

Será el planteo en la reunión de hoy ante los ministros de Educación de las 24 jurisdicciones que se reunirán en el Consejo Federal de Educación.

El Gobierno nacional analiza la posibilidad de comenzar a aplicar el 1 de septiembre los cambios en los protocolos para intensicar la presencialidad plena en las escuelas en una definición que tomaría hoy el Consejo Federal de Educación según reveló el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

La definición que se tomará hoy en el Consejo Federal de Educación propondría reducir a 90 centímetros la distancia a las que cada jurisdicción podrá sumar las medidas que considere convenientes.

De este modo, quedarían configurados tres escenarios: condición óptima, condición admisibles y excepciones.

La condición óptima es el caso de aquellos establecimientos que puedan asegurar el distanciamiento físico de 1,5 metros entre los estudiantes; la admisible se dará cuando la escuela no pueda garantizar la distancia de 1,5 metros entre los alumnos en cuyo caso se apostará por una separación de 90 centímetros.

En esa instancia se mantendrán los dos metros de distancia en los espacios comunes y con el cuerpo docente. También aumenta el requisito de ventilación, no sólo con ventanas y puertas abiertas, sino incrementando el tiempo de ventilación entre clases.

Por su lado, las excepciones funcionarán cuando no se pueda mantener los 90 centímetros. En ese caso, se podrá mantener una distancia menor en contextos de bajo riesgo epidemiológico y con adecuada cobertura de vacunación en la población general.

Estas excepciones deberán acompañarse de medidas obligatorias como mantener distancia de dos metros con los docentes y en zonas comunes, realizar testeos en la comunidad escolar, uso de doble o triple barbijo, entre otras.

Tras reunirse con el Consejo Asesor para el Regreso a las Clases Presenciales, que tiene carácter multidisciplinario y consultivo, y desarrolla los protocolos para evitar nuevos casos de COVID-19 en la comunidad escolar y los procedimientos a aplicarse en caso de que se presente un contagio en alguna institución del país, Trotta señaló que las “mejoras sanitarias dan la posibilidad de actualizar los protocolos para permitir intensificar la presencialidad en las aulas con responsabilidad”.

“Estamos avanzando en la intensificación de la presencialidad” en el marco de la pandemia de coronavirus, señaló Trotta quien precisó que “el 26 por ciento de las escuelas en la provincia de Buenos Aires pudieron dictar clases en sus aulas con la totalidad de los alumnos durante toda la semana”, siendo de ese total de establecimientos, 20 por ciento de escuelas rurales.