Los farmacéuticos afirman que “no son formadores de precios” y quieren saber más del plan de congelamiento



El Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires pidió “precisiones” sobre un eventual control de precios sobre los medicamentos, tal como anunciaran ayer desde el Gobierno nacional. Lo hizo a través de la titular de la entidad, María Isabel Reinoso, quien indicó que están dispuestos a colaborar pero destacó que los valores “los ponen los laboratorios”.

“Le vamos a pedir a la secretaría de Comercio Interior que nos den más certezas” sobre un eventual control de precios. “Ls farmacéuticos no somos formadores de precios sino que los ponen los laboratorios”, agregó.

En ese sentido precisó que “el 40por ciento de los medicamentos que son los destinados a los adultos mayores ya están regulados a partir de un acuerdo que se firmó en marzo de este año”.

“En la farmacia cuando compramos un medicamento en la droguería no le aplicamos un adicional. No tenemos la misma lógica que el comercio de alimentos y esto es así porque debe haber un precio controlado para aplicar los descuentos de las coberturas y el sistema de seguridad social que tiene la República Argentina”, explicó.

“Nosotros no le podemos cambiar el precio al medicamento, pero desde las farmacias podemos aportar condiciones para que el acceso del medicamento esté garantizado”, resaltó al tiempo que afirmó que “los medicamentos que han aumentado por sobre la inflación son los dedicados a la atención del COVID”.

Ayer, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anticipó que desde el Gobierno nacional están evaluando la posibilidad de controlar el precio de los medicamentos por entender que “no puede haber consumos esenciales que no tengan algún grado de regulación del Estado”.

“No puede haber consumos esenciales como alimentos o medicamentos que no tengan algún grado de regulación del Estado. No puede quedar librado a la asignación de recursos que hace el mercado. Nadie dice que las empresas prestadoras, productoras o laboratorios no tienen que ganar plata, pero esto es así”, aseguró el funcionario.

Feletti subrayó que “no hay política de ingresos que se sostenga si en los consumos esenciales hay apropiaciones indebidas. Nadie dice que las empresas no tienen que ganar. Pero todos sabemos
que a los monopolios, si no se los regula, ajustan por precio y no por cantidad”.

Para la industria farmacéutica un congelamiento de precios es “innecesario”

Los laboratorios medicinales enrolados en CAEME, CILFA Y COOPERALA consideraron hoy “innecesario” aplicar un congelamiento de precios al sector.

En un comunicado afirmaron que “teniendo en cuenta la presencia de más de 350 laboratorios y 229 plantas industriales en el país, con 7.300 marcas y más de 16.000 presentaciones de medicamentos con distintos principios activos que compiten en un entorno donde intervienen más de 14 mil farmacias, resulta innecesario alterar las reglas de la libre competencia a través de mecanismos de congelamiento de precios”.

Recordaron que “desde hace muchos años la industria farmacéutica presente en la Argentina viene haciendo grandes esfuerzos para sostener la accesibilidad de medicamentos a los principales financiadores, obras sociales y prepagas, en muchos casos con coberturas que llegan hasta el 100% del valor para los pacientes, tal como ocurre en los tratamientos oncológicos y especiales, y en el programa ´Vivir Mejor´ implementado por el PAMI, con un sustancial aporte de los laboratorios”.

Finalmente, ratificaron su “compromiso para con el gobierno nacional, financiadores públicos y privados de la salud, la comunidad médica y los pacientes, de mantener los valores promedio de los medicamentos en línea con la dinámica evolutiva de precios del IPC del INDEC”.