Dos bomberos de Lomas de Zamora se suman a la lucha contra el fuego en Corrientes


Dos miembros del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora se sumarán en las próximas horas a los brigadistas de todo el país que combaten los graves incendios forestales que afectan a la provincia de Corrientes.

Se trata del suboficial principal Ricardo Iyay y la cabo Sabrina Gerez, quienes partieron en la tarde de hoy rumbo a la región afectada para colaborar como miembros de la Brigada Forestal de la Federación Bonaerense de Bomberos Voluntarios que colaboran con las fuerzas locales que combaten las llamas desde hace semanas.

De acuerdo a la información proporcionada por el propio cuerpo de bomberos lomenses, los voluntarios prestarán colaboración por el término de 10 días corridos en alguno de los frentes de combate al fuego abiertos en esa región del Litoral, los cuales serán definidos por el Sistema de Comando de Incidentes interviniente.

Sus compañeros lomenses los despidieron con emoción a través de las redes: “Les deseamos muchos éxitos y un buen regreso al Cuartel”.

Un fuego arrasador

incendio corrientes

Los diferentes focos de incendio declarados en Corrientes desde mediados de enero han afectado hasta el momento unas 785 mil hectáreas, que representan el 9% del territorio provincial, con un acelerado avance entre el 7 y 16 de febrero cuando se quemaron 30 mil hectáreas por día. Así surge de un informe elaborado por el Grupo de Recursos Naturales del INTA Corrientes.

El trabajo, además, agrega que en ese plazo continuaron las escasas precipitaciones y las elevadas temperaturas que propiciaron las condiciones para la proliferación de focos de calor, e incendios, espontáneos o intencionales.

En valores absolutos, la cobertura vegetal más afectada son los esteros (y otros bañados) donde se duplicó el área afectada pasando de 124 mil hectáreas a más de 245 mil hectáreas. Por otro lado, los bosques cultivados también fueron muy afectados, donde el área alcanzada por los incendios aumentó casi 2 veces y media pasando de 12 mil a más de 31 mil hectáreas.