Los casos de alcoholemia bajaron de 8% en 2020 a 2% actualmente

De acuerdo a los test realizados del operativo "Alcoholemia Federal".

Los resultados positivos de alcoholemia bajaron desde el 8% en diciembre de 2020 hasta el 2% en junio de 2022, mientras que el promedio de todos los controles efectuados durante ese período arrojó una presencia de alcohol en sangre mayor a lo permitido por ley en el 4% de los conductores, según un informe difundido este martes por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

En el operativo Alcoholemia Federal las 23 provincias, la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y cientos de municipios de todo el país realizan controles de alcoholemia simultáneos y coordinados a conductores de vehículos automotores. Los porcentajes más altos de casos positivos se registraron en diciembre de 2020 con un 8%, en febrero de 2021 con un 7% y en diciembre de 2021 con un 6%. En enero de 2022, 5%, en febrero, marzo y abril, 3%, en mayo, 4%, y en junio 2%.

De acuerdo con los resultados, la tasa de conductores con presencia de alcohol en sangre (cualquier graduación) llegó al 6%, en tanto que la graduación alcohólica promedio entre todos los casos positivos fue del 0.86 gramos por cada litro de sangre (g/l).

Del total de los controles de alcoholemia realizados, dieron positivo “el 8% de los conductores que manejaban motos, el 5% de los que manejaban otro tipo de vehículos, el 4% de los choferes de autos, otro 4% de las camionetas, y el 2% de los conductores de camiones”, especificó el informe de la ANSV.

Con respecto a la relación entre géneros, el doble de casos de alcoholemia positivos correspondió a los varones “a igual cantidad de test que las mujeres”.

Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV, sostuvo que existen “dos certezas: Una es la necesidad de sostener y ampliar los controles en todo el territorio nacional, para lo cual es imprescindible la decisión de los gobernadores e intendentes, ya que los datos nos señalan que el control impacta de inmediato en el comportamiento de los conductores”.

“La otra es la urgencia de una Ley de Alcohol Cero al volante en toda la Argentina. Como surge de las estadísticas, la graduación promedio detectada es 0.86 g/l, muy cercana al 0.5 g/l tolerado para automovilistas particulares”, advirtió

Y añadió que “esto significa que la siniestralidad vial relacionada con el alcohol que hoy sufrimos en todo el país no requiere un consumo exorbitante para producirse, sino que es hija de la ingesta de cantidades falsamente consideradas ‘seguras’, algo que claramente es falso; la única cantidad de alcohol segura es cero si alguien va a manejar”.

El Operativo que comenzó en diciembre de 2020, continuará el próximo 23 de julio cuando se realizará una nueva edición, la vigésima, indicaron.