Atentado contra la vicepresidente: detuvieron al jefe de los copitos


Gabriel Carrizo, considerado jefe de banda de los copitos, a la que pertenecían Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, arrestados por el ataque a Cristina Kirchner fue detenido en las últimas horas de hoy cuando se presentó a los juzgados a retirar su teléfono celular que estaba siendo peritado desde el 5 de septiembre.

El cuarto involucrado en el atentado a la vicepresidenta, quien en las redes sociales aparecía con el mote de “Nicolás”, lideraba el grupo de venta de algodones de azúcar por el sencillo motivo de que es el dueño de la máquina para hacerlos mantuvo conversaciones con Uliarte luego del ataque a la vicepresidente.

Carrizo la aconsejó, durante el fin de semana que detuvieron a Montiel y juntos dieron una entrevista en Telefe tras lo cual Uliarte.

Carrizo cobró notoriedad cuando se conocieron los estados de WhatsApp en los que publicó un mensaje amenazante al presidente Alberto Fernández: “Seguro el próximo sos vos, Alberto, tené cuidado”.

Está comprobado en la causa que la pareja de Uliarte y Sabag realizó inteligencia previa y los investigadores de la Policía de Seguridad Aeroportuaria buscaban en cámaras y en geolocalización de los celulares que fueron entregados por Carrizo y otros tres miembros del grupo de forma voluntaria, tras declarar como testigos en la causa en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti.

Los investigadores querían saber si Carrizo también estuvo en cercanías a la casa de la titular del Senado los días previos al atentado, incluso, el 1 de septiembre, cuando Sabag Montiel apuntó una Bersa 32 en la cabeza de la vicepresidente y el tiro no salió.

Carrizo, utilizaba cuentas alternativas en redes sociales con las que mantenía conversaciones con los miembros de la banda, algo que despertó sospechas.

Ahora, los investigadores tratan de determinar si la venta de copos era una fachada para encubrir otra actividad y buscan establecer cómo se sustentaban ya que contaban con tiempo libre para realizar trabajos previos.

Brenda Uliarte: “Mandé un tipo para que la mate”

Las pericias que la Justicia realizó al celular de Brenda Uliarte confirmarían la tesis de que el atentado contra la vicepresidente fue planificado.

En un chat del 27 de agosto, cuando se produjeron los incidentes frente al departamento de la titular del Senado por las vallas entre la Policía de la Ciudad y los militantes K, Uliarte le escribió a su amiga, también detenida, Agustina Díaz: “Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina”.

“Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo. Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”, comenzó la joven de 23 años.

Este es parte del intercambio:

  • Agustina Díaz: ¿Qué pasó? ¿De qué me perdí?.
  • Brenda Uliarte: Mandé a matar a la vice Cristina. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi.
  • AD: Bank. Buena idea igual. ¿Cuánto te cobró?.
  • BU: No me cobró lo hizo porque también está re caliente con lo que está pasando. Te juro que a esa la voy a bajar. Me tiene re podrida que ande robando y quede impune.
  • AD: Te das cuenta del quilombo en el que te vas a meter, ¿no? Te van a buscar por todos lados si se enteran de que sos cómplice de la muerte de la Vicepresidenta.
  • BU: Por eso mandé a alguien.
  • AD: Aunque si, pero quien no va a querer meterle un tiro a esa vieja chorra.
  • BU: Si llega a pasar me voy a otro país y hasta cambio de identidad. La tengo re pensada.
  • AD: ¿Sabes cuanta guita necesitas para eso? No es mando a matar y me mudo del país. Te van a buscar de todas formas y la guita que necesites para todos los trámites.
  • BU: Tengo algo de money, conocidos. Me voy pero antes quiero hacer algo por el país.

Otro de los chats que le mostraron a Agustina Díaz en la indagatoria este miércoles fueron los del 2 de septiembre, un día después del intento de asesinato a la Vicepresidenta.

  • AD: Che, pero que onda que falló el tiro? No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos donde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?
  • BU: En lo de una amiga. No boluda anda a saber si me allanan.
  • AD: Ya le hallanaron (sic) la casa. Lpm. El tema es que le van a peritar el celular. Y si hay alguna evidencia de que vos sabia lo que él iba a hacer. Y te contentaste.
  • BU: Mensaje borrado
  • AD: Ya también como que caes vos.
  • BU: Mensaje borrado
  • AD: Exacto. Safaban de todo. Pero el tema seria que el flete no te delate, ni los demás que te hayan visto llevarte las cosas.
  • BU: Lo hacía y quedaba como un N.N.
  • AD: Yo tengo un cagaso de que te agarren y te periten el celu.
  • BU: Mensaje borrado
  • AD: Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo.

La jueza también le marcó una conversación previa, del 4 de julio, donde Uliarte le cuenta que estaba organizando un atentado en Casa Rosada: “No es joda boluda. Estoy armando un grupo para ir con antorchas, bombas, fierro todo. Voy a ser la libertadora de Argentina. Estuve practicando tiro, sé usar un fierro”. Asimismo, el chat continuó:

  • BU: Voy con el fierro y le pegó un tiro a Cristina. Me dan los ovarios para hacerlo.
  • AD: Por eso te amo.
  • BU: Pero a mí si me dan los ovarios el tema es como porque la vieja tiene seguridad.