Un policía de la Ciudad fue baleado en Esteban Echeverría


Hospital Santamarina de Monte Grande

Un oficial de la Policía de la Ciudad fue baleado en el abdomen este miércoles por la noche y debió ser internado de urgencia en el Hospital Santamarina de Monte Grande, Esteban Echeverría, luego de tirotearse con tres adolescentes que intentaron robarle y que luego fueron detenidos, uno de ellos con una herida de arma de fuego en un pómulo.

El hecho ocurrió el martes por la tarde a la altura del kilómetro 22 de la colectora de la autopista Teniente General Pablo Riccheri, sentido a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, jurisdicción del municipio de Esteban Echeverría.

Voceros de la fuerza informaron a la agencia de noticias Télam que un oficial de la Policía de la Ciudad, que cumple funciones en la Comisaría Vecinal 5A, ubicada en el barrio porteño de Almagro, se encontraba junto a su pareja, cuando fueron sorprendidos por tres delincuentes armados que los intimidaron para que entregaran sus pertenencias.

Ante esa situación, el policía se identificó como tal y extrajo su arma reglamentaria, tras lo cual se produjo un tiroteo que concluyó cuando el agente recibió un impacto de bala en el abdomen y cayó al suelo, mientras que los asaltantes escaparon a la carrera.

Luego de que se alertara del enfrentamiento armado, el agente fue trasladado de urgencia y en estado crítico al hospital municipal Santamarina de Monte Grande, y luego derivado en un helicóptero sanitario al hospital Churruca de Parque Patricios, donde fue estabilizado y hasta anoche permanecía internado.

En tanto, al hospital Santamarina también ingresó un adolescente de 17 años con una herida de bala en el pómulo izquierdo, sin riesgo de vida, informaron fuentes policiales.

Mientras que en las inmediaciones fueron localizados sus dos compañeros, de 14 y 16 años, quienes se presume que junto al otro adolescente herido participaron del asalto al policía.

A raíz de ello, se dio intervención al Fuero de Responsabilidad Juvenil 7 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo de Andrea Rodríguez Bagnara, quien dispuso las detenciones de los menores de 16 y 17 años, ordenadas por el Juzgado de Garantías del Joven 6.