Panaderías en alerta por el nuevo tarifazo

Los nuevos aumentos y la caída del consumo “hacen la situación insostenible”, alertan desde el sector.

Desde febrero aumenta la luz casi un 50 por ciento, lo hará de forma escalonada hasta agosto, y la tarifa de gas se incrementará un 35 en abril. Esto generará un fuerte impacto en las panaderías, que ya se encuentran en alerta y vaticinan cierres si la situación no cambia.

Ante los nuevos aumentos de las tarifas de servicios anunciados por el Gobierno, panaderías consultadas por Info Región advierten que arranca “un año muy difícil” por la pérdida de rentabilidad de comerciantes. Consideran que a las subas de tarifas,  el aumento de costos y la caída en el consumo, “la situación se hace insostenible” y muchos locales “podrían bajar sus persianas” con el correr de las semanas.

“Esperemos que frenen los nuevos aumentos porque de otra manera no vamos a poder seguir adelante. Donde haya otro tarifazo creo que lamentablemente muchas panaderías bajaremos las persianas”, expresaron desde la panadería Las Medialunas del Abuelo de Adrogué, cuyo local está ubicado en Mitre 1047.

A la crisis del sector por caída de las ventas sostenida durante el 2018, se suman la suba de la luz y el gas que anunció hace días el Gobierno, lo que hace “insostenible”, la situación para el sector. “Hace tiempo que las ganancias no alcanzan para cubrir los gastos  y estamos a la deriva. La gente que antes compraba un kilo de pan hoy compra dos panes, por lo tanto, en este rubro ya no hay rentabilidad”, precisaron.

El kilo de pan se mantiene a 80 pesos, pero no se descartan nuevas subas, aunque no en sintonía con la suba de tarifas. “Los aumentos tampoco se pueden trasladar a los precios porque la gente no está en condiciones de comprar y de esa manera, la situación se hace cada vez más insostenible para el rubro”, lamentaron desde el local de Adrogué.

El mismo panorama vislumbran en la panadería La Primavera, de Lomas de Zamora. “Lamentablemente el año pasado no fue bueno y no hay buenas expectativas para este año. Se nota mucho a simple viste que hay menos gente y la gente que compra, compra menos que antes”, señalaron a este medio desde el local ubicado en General Bartolomé Mitre 302. “Así es muy difícil sostener los gastos, si cada vez aumenta más la luz y la gente compra menos”, añadieron.

“No sabemos cómo vamos a afrontar los nuevos aumentos, si la gente cada vez compra menos y a nosotros nos aumentan cada vez más. Es muy difícil sostenerse porque cada vez hay menos ganancias”, lamentaron en Ayelén Panadería de Lanús Oeste. Comerciantes temen por el impacto de los nuevos tarifazos y por sus puestos de trabajo. Algunas panaderías ya cerraron el año pasado y este se acentúa la problemática: más gastos, menos consumo.

Previo Masiva marcha al Congreso contra los tarifazos
Siguiente Yasky: "Hay que parar esta picadora de carne en contra del pueblo"