Lenis, el primer refuerzo para el Taladro

Banfield sumó al volante ofensivo colombiano. El plantel continúa con los entrenamientos bajo las órdenes de Hernán Crespo.

Reinaldo Lenis se convirtió este lunes en la primera cara nueva de Banfield, pensando en lo que será la segunda etapa de la Superliga. El volante ofensivo colombiano volverá al país luego de tres años, cuando dejó Argentinos Juniors, equipo que lo vio nacer en el profesionalismo.

El plantel que conduce Hernán Crespo, ya sin Darío Cvitanich, continúa con los entrenamientos en el campo de deportes de Luis Guillón, con la necesidad de aceitar las ideas del flamante entrenador, buscando la mejor forma física y futbolística para la competencia oficial.

Trayectoria

El jugador colombiano tuvo su debut en Primera División con Argentinos Juniors en 2013. El Bicho de La Paternal fue la cuna de un volante que mantuvo un buen nivel y disputó un total de 65 encuentros con un saldo de seis goles. Más tarde, pasó a préstamo al fútbol brasilero: desembarcó en el Sport Recife, club en el que logró continuidad sumando un total de 75 presencias con 9 goles.

Finalmente, logró llegar al fútbol de su país, para vestir la camiseta de Atlético Nacional, última institución antes de llegar al Taladro. Con el equipo de Medellín sólo jugó cuatro partidos en todo el 2018, convirtiendo tres goles. Ahora, devuelta en el fútbol albiceleste, tratará de hacer un buen papel con la camiseta de Banfield y darle soluciones en ofensiva al esquema que pondrá en cancha Crespo.

Actualidad

Con la salida de Cvitanich, se espera que el Taladro incorpore otro nombre en la zona de ataque,más precisamente un centro delantero. El mercado de pases habilita un cupo más de incorporación, por lo que se aguarda novedades al respecto.

El grupo sigue con los trabajos en Luis Guillón. De la mano de Crespo y Alejandro Kohan intensifican los ejercicios, a la espera del segundo amistoso (el primero fue ante Laferrere) que será el miércoles ante Brown de Adrogué, como local.

Previo Macri destacó la construcción de “cimientos sólidos” para el desarrollo
Siguiente Brecha del campo a la góndola, sin cambios