Caso Sheila: La hipótesis es de abuso sexual seguido de muerte

Si bien la autopsia al cuerpo de la chiquita se realizará esta tarde, el fiscal general de San Martín precisó que es la hipótesis que manejan.

Sheila Alejandra Ayala tenía 10 años, el domingo desapareció y comenzó una búsqueda a contrarreloj. Ayer, la Policía halló su cuerpo entre dos paredes y detuvieron a los tíos de la nena Leonela Ayala (24) y su marido Fabián González Rojas (24).

Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín, planteó que la hipótesis que se maneja por estas horas es que se trató de un caso de “abuso sexual seguido de muerte”, y aseguró que estos casos son más comunes de lo que la gente de a pie cree.

“El abuso es una hipótesis”, insistió en declaraciones a C5N. Según los voceros, el médico de la Superintendencia de Policía Científica que trabajó en la recolección del cadáver informó a los investigadores que Sheila presentaba en el cuello un “surco de ahorcadura” compatible con un “estrangulamiento con una sábana color blanca con dibujos infantiles”.

Frente a lo dramático del caso, Lapargo señaló que estos casos son más comunes de lo que la sociedad en general cree. Detalló, en ese marco, que en el departamento judicial de San Martín hubo 70 condenas y “muchísimas de las víctimas son niños” y “el 90 por ciento de los casos son intrafamiliares”.

Sheila, la niña de 10 años que era buscada desde el domingo y ayer fue encontrada asesinada en San Miguel, murió estrangulada con una sábana y la data de muerte es de tres a cinco días, según un primer informe forense que deberá ser ratificado por la autopsia que se realizará esta tarde.

Los peritos reportaron también que al abrir la bolsa de basura que contenía el cuerpo, encontraron a la nena desnuda y sus prendas de vestir sueltas: una remera fucsia y blanca, un pantalón de jogging gris, una bombacha blanca y una sandalia marrón correspondiente al pie izquierdo.

Los tíos de Sheila que ayer quedaron detenidos acusados de ser los autores del asesinato, Leonela Ayala (24) y su marido Fabián González Rojas (24). El jueves confesaron ante la policía y dijeron que no recordaban mucho porque estaban “muy drogados”, pero estos dichos no tienen validez si no son ratificados ante el fiscal de la causa, Gustavo Carracedo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 de Malvinas Argentinas.El sitio es lindante a la construcción donde viven los imputados, en cuyo domicilio se hallaron una muñeca Kitty, bolsas, cintas y sobre un colchón se detectó la presencia de moscas, por lo que una de las hipótesis es que pudo haber sido asesinada en ese departamento y luego arrojada desde seis metros de altura al hueco donde apareció la bolsa con el cuerpo.

Previo “El Gobierno no negocia, quiere imponer condiciones salariales”
Siguiente Detuvieron a los hermanos Comito: se negaron a declarar