El Senado aprobó el Presupuesto 2019

Fue convalidado con 45 votos a favor, 24 en contra y una abstención.

En una sesión que se extendió por más de 13 horas, el Senado de la Nación aprobó el Presupuesto 2019 con 45 votos a favor, 24 en contra y una abstención.

Con más de 40 oradores, el expediente fue defendido por los legisladores de Cambiemos, y cuestionado duramente por la oposición, aunque algunos legisladores del peronismo votaron a favor, a raíz del acuerdo del bloque oficialista  con una parte del grupo que conduce el rionegrino Miguel Pichetto, y de partidos provinciales.

Contempla déficit cero, una inflación interanual promedio del 23 por ciento, una caída de la economía del 0,5 por ciento, y destina más del 70 por ciento de los recursos al gasto de jubilaciones, salud y planes sociales.

El proyecto supone un valor para el dólar en promedio de 40,10 pesos. Entre otras cuestiones, también prevé que la recaudación tributaria subirá un 38,9 por ciento, que se aumentarán los recursos para el Ministerio de Desarrollo Social en un 34,2 por ciento y que el consumo privado caerá alrededor del 1,6 por ciento.

Debate

En la apertura, el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado, Esteban Bullrich, declaró que “no es gratis la inflación” y que la Argentina “gaste más de lo que tiene”, y llamó a “dejar atrás la grieta”, al considerar que “no son culpa de un gobierno ni de un partido” las deficiencias en el sistema económico sino que “vienen de más atrás”.

“Esa falta de ahorro de estos 100 años dejó, por ejemplo, a la mitad de los argentinos sin cloacas”, afirmó en su discurso.

El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes, consideró que el Presupuesto 2019 “del gobierno de Cambiemos solo ofrece a los argentinos más ajuste y precarización”.

Durante su discurso en el debate del proyecto de Ley que se realiza en la Cámara alta, el legislador neuquino aseguró que “el déficit cero que prometen implica menos salud y menos educación”. “Es la primera vez en la historia argentina que presentan un Presupuesto que declara que el país se va a atrasar y que no va a haber consumo, y lo presentan como algo bueno”, cuestionó.

El titular del Bloque Justicialista, Miguel Ángel Pichetto, sostuvo que una parte de su bloque “va a acompañar el presupuesto” ya que creen “que es el mal menor”· El legislador consideró que de no votarlo “aumenta la discrecionalidad y vamos con rumbo de colisión si no se corrige el rumbo”.

En su exposición, Pichetto calificó al presupuesto “como malo, de ajuste, elaborado en el marco de dos corridas bancarias”.  El presidente del Bloque Justicialista alentó un cambio de rumbo económico y propuso una convocatoria a un gran acuerdo político para evitar “un escenario de default que es posible.” Destacó que “muchos de los que dicen defender a los pobres deben saber que en un posible escenario de default son precisamente los pobres los que más pierden”.

Por su parte, la senadora de UC por Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que “no se está discutiendo una ley de presupuesto pensado para tener un modelo de desarrollo y de gestión desde el Estado. “Estamos frente a planillas que fueron diseñadas para cumplir con el déficit cero”, enfatizó.

En ese punto y luego de repasar diferentes experiencias de déficit cero en el mundo, como la de Portugal en 1998, o la de Pakistán, o la de Argentina en el 2000 o Grecia, dijo que “no se conoce ninguna experiencia exitosa en aplicar el famoso déficit cero”.

“El déficit es un instrumento, no el problema principal de la economía. Entre los países que vendrán a la cumbre del G20 solo dos tienen superávit, Corea del Sur y Alemania (…) No se sale de la recesión ajustando el gasto público, al contrario. Ese sacrifico no va a tener resultado y la recesión se va a profundizar, es necesario tomar políticas públicas activas”, resaltó la ex mandataria.

El cierre estuvo a cargo del senador formoseño de Cambiemos Luis Naidenoff. “A diferencia de años anteriores y desde el Poder Ejecutivo no venimos a ocultar la realidad sino a asumirla como tal. Qué pasó desde que asumió Cambiemos. Se sonrojan porque llegamos al Fondo Monetario Internacional. No había conciencia del país devastado en el que le tocó a asumir a esta conducción”, afirmó.

Naidenoff destacó también las causas externas “como el aumento del petróleo a nivel mundial, la suba de las tasas en los Estados Unidos”. En lo interno, afirmó que “la sequía y la causa de los cuadernos donde se desnudó un entramado de corrupción, su esclarecimiento tuvo que ver con la paralización en la obra pública”.

El senador formoseño subrayó que “si 23 provincias tienen cajas y excedentes y esto no se reflejan en políticas públicas provinciales” muestra que muchos de los que en el Senado tienen planteos federales reclamando “el Fondo Federal Solidario o Fondo Sojero”, en las provincias se comportan como “unitarios”.

Previo Aprobaron la preparatoria para la suba de tasas
Siguiente Se cumple un año de la desaparición del ARA San Juan