Arroyo se mostró dispuesto, si lo convocan para Desarrollo Social

“Estoy para sumar y poner el cuerpo donde sea”, aseguró el diputado, uno de los integrantes más activos del equipo técnico de Alberto Fernández.

El diputado nacional por el Frente Renovador, Daniel Arroyo, suena cada vez más fuerte como eventual ministro de Desarrollo Social del Gabinete de Alberto Fernández, en caso de que se repitan los resultados de las PASO. “Estoy para poner el cuerpo donde sea”, aseguró a Info Región, y dio cuenta de los primeros objetivos de la gestión.

“Alberto (Fernández) varias veces ha hablado muy bien de mí, ha tenido palabras elogiosas. Yo siempre estoy muy agradecido y estoy para sumar y poner el cuerpo donde sea y como sea, es tiempo de reconstruir la Argentina y todos tenemos que poner el cuerpo donde sea”, aseguró el ex ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

Es uno de los dirigentes más activos en el equipo técnico conformado por Fernández y apuesta a revertir el dramático presente. “Yo soy de los que creen que hay mucho trabajar en los próximos cuatro años para poder dar vuelta esta situación”, expresó en diálogo con este medio.

Lamentó los índices de pobreza e indigencia difundidos esta semana por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), que reflejan que el 35,4 por ciento de los argentinos son pobres y un 7,7, indigentes. “Yo creo que hay tres puntos para ver ahí: Las cifras muestran que en Argentina hay una caída libre, la gente que hacía changas se quedó sin eso, los pobres pasaron a ser indigentes, hay más gente comiendo en las escuelas, hay movilidad social descendente”, explicó. “Además, hay dos problemas centrales: el costo de los alimentos es cada vez más complicado y todo el mundo termina debiendo plata. Todo el tiempo aumentan los alimentos y las familias se endeudan”, apuntó.

Vaticinó, asimismo, que la situación empeorará cuando se difundan los datos de los últimos meses porque “esto es al 30 de julio, por lo que esta otra mitad del año falta y es aún peor”.

Arroyo identificó prioridades para revertir esta situación. “Primero hay que parar de caer; hay que desendeudar a las familias, armando un sistema de créditos bancarios a tasas muy bajas; cuidar el empleo de mujeres y jóvenes, que son los que actualmente más desempleo reflejan. Además de eso, hay que crear empleo y colaborar con mucha obra pública”, analizó, al tiempo que consideró que “haciendo esas cuatro cosas, se puede parar la caída”.

Le recomendó al Gobierno que ponga en marcha la Emergencia Alimentaria, porque “eso es urgente”, y “sostener el tipo de cambio”. “Todos tenemos que ayudar, sin discursos altisonantes, sino colaborando con el que la pasa mal”, cerró.

Previo SIC se consagró campeón del Top 12
Siguiente Talleres visitará Berisso para seguir con la racha