“El violador eres tú”, el reclamo en Lomas de Zamora

Decenas de mujeres de distintas edades participaron el domingo de la performance frente de la Catedral Nuestra Señora de la Paz.

La intervención nació en Chile. El colectivo Les Tesis dio vida al reclamo feminista a partir de “El violador eres tú”, canción que rápidamente se viralizó  y encontró réplicas en muchas partes del mundo, como México y el Líbano. Argentina, por supuesto, no fue la excepción y este fin de semana, la interpretación fue en Lomas de Zamora.

La cita fue el domingo, a las 19, y la consigna era que cada mujer que participara, acudiera con el pañuelo verde (símbolo de lucha por el aborto legal, gratuito y seguro) y una venda negra para cubrirse los ojos (que da cuenta del estado de indefensión de las mujeres ante la sociedad  patriarcal).

“El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que ya ves. Es femicidio, impunidad para mi asesino, es la desaparición, es la violación. Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía”, cantaron decenas de mujeres. Vale destacar que cuando las mujeres dicen “femicidio”, la coreografía marca una sentadilla. Tiene su origen en las denuncias de las mujeres de Chile, quienes advierten que al ser detenidas, los carabineros las obligan a realizar varias maniobras de este tipo completamente desnudas.

La advertencia del colectivo feminista: “El violador eres tú, es la yuta, los jueces, el Estado, el presidente. El Estado opresor es un macho violador”. La letra continúa con un llamado a la comunidad para que no haya indiferencia ni negación. “América Latina va a ser toda feminista”, es el grito final.

Distintas agrupaciones feministas participaron de la intervención del domingo en Lomas de Zamora, que cerró frente a la Catedral Nuestra Señora de la Paz. “Por una tutela judicial efectiva de los derechos de la mujer en situación de violencia”, fue el reclamo.

Previo El último día de gestión de Mauricio Macri
Siguiente Cuatro diputados provinciales rompieron con Cambiemos