Tarjeta alimentaria: Admiten que “resta acomodar algunos comercios”

El concejal Alberto Medaglia señaló que buscan que todos los locales tengan posnet para que los beneficiarios puedan comprar en los barrios.

Avellaneda fue uno de los primeros distritos del Conurbano que recibió la Tarjeta AlimentAR. Se entregaron allí 9.300 plásticos para que los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo puedan utilizar 4000 o 6000 pesos para comprar alimentos. El doble objetivo es que los más postergados puedan acceder a los alimentos más nutritivos y se reactive la actividad económica en los barrios. “Resta acomodar algunos comercios”, admitió el concejal oficialista Alberto Medaglia.

En diálogo con Info Región, el edil celebró la entrega de las tarjetas alimentarias, pero admitió que “resta acomodar algunos comercios para que tengan los posnet y las herramientas necesarias para que los beneficiarios puedan comprar en todos lados”. Destacó, de todos modos, que “hay algunas ferias que ya lo están implementando”.

“Es un dinero importante que entra en la ciudad, agiliza el consumo y bajará la asistencia en los comedores”, evaluó el concejal oficialista. En el distrito se emitieron 9300 tarjetas, que además de atender una necesidad de miles de familias locales, servirá para inyectar mensualmente más de 40 millones de pesos al consumo y la producción local.

Vale recordar, en este marco, que el Municipio de Avellaneda sumó un nuevo descuento para los vecinos que compren con la Tarjeta AlimentAR y sean socios de la tarjeta de beneficios “Somos A”, que sólo pueden tener quienes vivan en el distrito. Ofrecen un descuento del 10 por ciento en locales adheridos.

Medaglia valoró la “ayuda urgente”, que implica el plástico, que se enmarca en la lucha contra el hambre. “Esto es un ayuda urgente a los más necesitados, como así también el bono a los jubilados; el no descuento de Anses a los créditos durante enero, febrero y marzo; el congelamiento de tarifas”, enumeró. “Son un conjunto de medidas que ayudan directamente a los que menos tienen e indirectamente a los que han sido golpeados por la crisis como los pequeños comercios y pymes”, agregó.

De todos modos, aclaró que el nuevo gobierno, tanto en Nación como en Provincia, lleva dos meses de gestión y “costará mucho reactivar la economía”. “Lo que se está tratando de hacer es rearmar y solucionar los problemas que nos han dejado (el macrismo) y luego se irán tomando medidas más profundas, como créditos flexibles a las pymes o la creación de trabajo genuino”, completó.

Previo Vecinos de Lomas se reúnen por la inseguridad
Siguiente El Gobierno anunció más recursos para ciencia y tecnología